Libros

Más de 4.400 autores españoles pedirán el canon digital a Google

Cedro, la SGAE de los autores y editores de libros y publicaciones periódicas, representará a 4.433 escritores y 291 editoriales en su lucha judicial por conseguir que Google pague un canon por la reproducción digital de sus obras.

Más de 4.400 autores españoles pedirán el canon digital a Google
Más de 4.400 autores españoles pedirán el canon digital a Google

El Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro), algo así como la SGAE de los autores y editores de libros y publicaciones periódicas, ha recibido 4.433 solicitudes de escritores y otras 291 de editoriales para reclamar a Google por la digitalización no autorizada de sus obras.

La plataforma de defensa de los derechos de propiedad intelectual abrió el pasado mes de enero un plazo para que todos sus asociados que quisieran reclamar al buscador de internet lo solicitaran formalmente. æpermil;ste finalizó el pasado 27 de febrero.

'No descartamos que esta cifra aumente, porque muchos asociados nos han enviado sus demandas por correo tradicional y es probable que todavía no nos hayan llegado', señalaba ayer un portavoz de Cedro.

GOOGLE 1.253,07 0,76%

El proceso de reclamación abierto parte del acuerdo suscrito el pasado mes de octubre por Google con una asociación de escritores y un grupo de editoriales estadounidenses, por el que el buscador se comprometía a abonar 60 dólares por cada obra digitalizada sin autorización para su posterior explotación en Google Books.

El popular motor de búsqueda se había dedicado a digitalizar desde 2004 fondos de algunas bibliotecas universitarias sin autorización alguna para luego colgarlos en su sitio web. El denominado acuerdo Google fue dictaminado por el Tribunal de Nueva York y todavía está pendiente de ratificación por el mismo, hecho que tendrá lugar el próximo 11 de junio.

Una demanda millonaria

Cedro sospecha que muchas de las obras digitalizadas ilegalmente en estos cuatro años pueden corresponder a autores o editores asociados, por lo que ha tomado la decisión de actuar de oficio y reclamar las indemnizaciones que de ello se deriven.

La sociedad exigirá la misma compensación que sus homólogos estadounidenses, es decir, 60 dólares por obra digitalizada, lo que al cambio suponen 47 euros.

La lista completa de las obras copiadas irregularmente no se podrá consultar hasta el 5 de mayo, pero Cedro estima que las compensaciones para escritores y editores españoles pueden rondar los 7 millones.

En España se necesita una autorización previa

La guerra por la defensa de los derechos de propiedad intelectual tiene en internet su principal campo de batalla. En España, la digitalización de libros exige de una autorización previa que emite Cedro. Los principales proyectos de digitalización en nuestro país los llevan a cabo diversas universidades para sus campus virtuales, con el fin de facilitar el acceso de los estudiantes a las lecturas complementarias que les aconseja el profesorado.

Según Cedro, en la actualidad sólo tres centros universitarios cuentan con esta autorización: la Universitat Oberta de Barcelona, el campus universitarios de Santiago de Compostela y La Coruña y la Universidad Internacional de Cataluña.

Los últimos datos reflejan que Cedro, la sociedad encargada de defender los derechos de escritores y editores, tiene 16.044 socios, de los cuales 14.566 son autores y 1.478 editores.