Calificación crediticia

Moody's pone en duda la capacidad de Argentina para afrontar deudas en 2010

La agencia Moody's puso hoy en duda la capacidad de Argentina de lograr financiación para hacer frente a sus pagos de deuda en 2010, en un contexto de crisis financiera global.

"Aún cuando Argentina pueda cumplir con los servicios de su deuda para este año, es probable que las opciones de financiación para 2010 sean mucho más reducidas", dijo Moody's en un informe.

Según el vicepresidente de Moody's y autor del informe, Gabriel Torres, "en general, Argentina debería tener suficientes recursos para financiarse durante 2009, pero si la crisis continúa afectando los ingresos, 2010 será un año mucho más difícil".

De acuerdo con el experto, una fuerte caída en el superávit fiscal primario forzaría a Argentina a utilizar otras fuentes de financiación, como el Banco Central y sus depósitos en el sistema financiero doméstico, "lo que reduce las opciones potenciales de financiación para 2010".

La calificadora calculó los compromisos de pago de deuda de Argentina para 2009 en unos 60.000 millones de pesos (16.760 millones de dólares) y sus recursos en unos 90.000 millones de pesos (25.140 millones de dólares).

Esos compromisos podrían ser menores gracias a un canje de deuda concluido la semana pasada -por el que se reprogramaron pagos- "y se está considerando otro canje que disminuya los pagos para 2009 y 2010", señala el informe.

"Todo esto es positivo para el Gobierno", indicó Torres, quien sin embargo advirtió de que "por el lado negativo, muchos de los recursos disponibles dependen del tamaño del superávit primario del Gobierno federal, que probablemente sea menor a los 30.000 millones de pesos (8.380 millones de dólares) proyectados en el presupuesto de 2009".

El analista comentó que 2009 también será un año políticamente difícil para el Gobierno, que "ha sido debilitado por los constantes conflictos internos camino a las elecciones de octubre", cuando se renovará un tercio de las bancas del Senado y la mitad de las de la Cámara de Diputados.

"Dado el historial de Argentina, si el Gobierno pierde su mayoría en el Parlamento, surgirán cuestionamientos a su gobernabilidad,", advirtió Torres.

"Si los ingresos continúan cayendo, el Gobierno podría encontrarse en una disyuntiva entre el gasto fiscal o hacer sus pagos de deuda", alerta el informe, que recuerda que el país suramericano aún no tiene acceso a los mercados de crédito internacionales.