Directivos

Ono se fija en Rosalía Portela para ocupar el cargo de consejera delegada

Después de casi dos meses de búsqueda, la compañía de telecomunicaciones Ono estudia el perfil ejecutivo de Rosalía Portela, que hasta hace un año ocupó el puesto de directora general del área de residencial de Telefónica de España, como candidata a ocupar el puesto de consejera delegada, vacante desde que Richard Alden anunció el pasado mes de enero su marcha.

La que hasta hace un año fuera responsable del área de residencial de Telefónica, Rosalía Portela, se perfila como la más firme candidata a ocupar el puesto de consejera delegada de la empresa de telecomunicaciones Ono. El sillón quedó vacío el pasado mes de enero, cuando la compañía anunció que preparaba la salida del que fuera consejero delegado durante 11 años, Richard Alden, que permanecerá en su puesto hasta la llegada de su sustituto.

En este caso, y cuando la empresa atraviesa una de sus mayores crisis, no en vano tiene en marcha un proceso de regulación de empleo que afecta a 988 personas, Ono tiene la mirada puesta en una ejecutiva, que de la mano del presidente, José María Castellano, sería la encargada de pilotar el rumbo de la compañía.

Portela ha labrado buena parte de su carrera profesional en la multinacional estadounidense Procter & Gamble, donde ingresó en 1976 y permaneció durante 14 años desempeñando distintos cargos de responsabilidad, entre ellos el de directora de marketing de la multinacional en España. De ahí se marchó, en 1995, a Repsol, donde se ocupó de reorganizar desde el departamento de marketing el proyecto comercial de la petrolera española.

En 1997 se puso al frente del área de consumo de Kimberly Clark para España y Portugal, el mayor fabricante, tras su fusión Scott Paper, de celulosa en el mundo y rival de la anterior compañía. En Kimberly Clark fue ascendida en 2001 a vicepresidenta para Europa. En 2002, abandonó la multinacional estadounidense y fichó por Telefónica como directora general para su área de gran público. También fue responsable de residencial en la multinacional que preside César Alierta. Hace un año abandonó la compañía, según confirmaron fuentes de Telefónica, por motivos personales. Del área residencial pasó a ocuparse Fernando Herrera, responsable comercial de Móviles.

Rosalía Portela es madrileña y licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, estudios que completó con un máster en Economía por la Universidad de Memphis. Esta última experiencia fue la que le aportó valor añadido, según ella misma ha confesado en alguna ocasión, en el momento de optar a un puesto de responsabilidad y de mayor desarrollo profesional.

Proceso abierto

Portela ha reconocido, en las escasas entrevistas que ha concedido, que siempre se ha movido profesionalmente por retos y sobre todo por la buena imagen de las compañías y de sus marcas. En su vocabulario no entra la palabra aburrimiento y su único estímulo es contar con un trabajo que le incentive intelectualmente, con mayores responsabilidades y que le permita crecer tanto profesional como personalmente.

Por su parte, fuentes de Ono no han confirmado a CincoDías el fichaje de esta ejecutiva como consejera delegada. La compañía ha explicado que el proceso de selección para el cargo se mantiene abierto y que en cartera se encuentran los perfiles de varios candidatos. De la búsqueda de este puesto directivo se ha encargado una de las empresas de cazatalentos de mayor prestigio del mundo.

Atención al cliente

El perfil que busca Ono para su puesto de consejero delegado ha de estar ligado al área de marketing y de ventas en el negocio residencial, así como a la atención al cliente. Su objetivo es conseguir una plena integración de los negocios corporativos.

Nuevos rostros en la compañía

Desde que el pasado mes de noviembre, el consejo de administración de la operadora decidiera sustituir al anterior presidente, Eugenio Galdón, por José María Castellano, quien tras un periodo de descanso en Londres después de su salida del grupo Inditex, recaló en Ono, en la compañía se están viviendo constantes movimientos. En el mes de enero, se anunció el relevo de su consejero delegado, Richard Alden, que abandonará definitivamente el cargo cuando se nombre oficialmente a su sustituto. Coincidiendo con este anuncio, la empresa creó una nueva dirección general, al frente de la cual puso a Martín Stewart, quien reporta directamente al consejero delegado. Stewart fue director financiero de la plataforma digital de televisión de pago de Reino Unido, BSkyB, y de la firma discográfica EMI. También trabajó en Polygram UK y ha sido consejero de la empresa de selección Michael Page. Todas las novedades organizativas, que ha emprendido Ono en el nuevo año obedecen, en palabras de Castellano, a tres objetivos: 'estar más cerca del cliente, reducir los niveles de decisión y seguir mejorando la eficiencia de nuestro modelo'. También recordó que la compañía cuenta con una herramienta básica estratégica. 'Nuestra red de alta capacidad sigue siendo, hoy por hoy, la más avanzada y extensa del mercado español'.