Tendencias

Cibeles abre con una lección de experiencia

TCN, firma de Totóm Comella, y José Castro han traído la experiencia a la jornada dedicada a los diez jóvenes creadores incluidos en El EGO con la que el viernes se inauguró la cuarenta y nueve edición de la Cibeles Madrid Fashion Week.

Interesantes propuestas las de la diseñadora catalana, que por primera vez desfila en el escenario de Cibeles, y las del creador gallego, que en tres ocasiones ha pisado las pasarelas parisinas, para poner fin a una jornada desigual, con propuestas muy diferentes y de muy distinto nivel.

Aires de niña bien algo atrevida en la colección con la que TCN quiere vestir a la mujer durante las veinticuatro horas del día. Desde lo más deportivo hasta lo más sofisticado se mezclan en un mismo modelo. Colección sofisticada pero que huye del lujo llamativo. Otro lenguaje es el de José Castro que, en momentos de crisis, opta por la pasión y el lujo total en unas propuestas barrocas, llenas de pieles de todo tipo. En definitiva, mucho preciosismo.

En cuanto a los diez creadores que han formado El Ego con el que ha dado comienzo la cita madrileña, propuestas muy dispares y de niveles muy diferentes.

Mucha moda masculina en una jornada en la destacó Serguei Povaguin, digno merecedor de la última edición del Premio L' Oreal a la mejor colección de un joven diseñador. La jornada se inició con la firma Bohento, del zaragozano Pablo de la Torre y la madrileña Cuca Ferrá, que presentaron una colección inspirada en minerales como el cuarzo. También desfilaron nombres como Roberto Piqueras, Ida Johansson, American Pérez, María Escoté y Alberto Tours, entre otros.