Armando Senra

'La industria de fondos va hacia una gran consolidación'

BlackRock aconseja invertir en compañías con facilidad de financiación o mucha liquidez y en bonos corporativos de calidad.

Un fuerte proceso de concentración. Ese es el futuro inmediato del negocio de las gestoras de fondos. Así al menos lo ve Armando Senra, responsable para España, Portugal y Latinoamérica de una de las más grandes del mundo: BlackRock. La gestora está controlada en un 49% por Bank of America Merrill Lynch. La propia historia de la compañía es un ejemplo de estos procesos de concentración. Senra comenzó en la división de banca privada de Merrill Lynch en 1994 y luego llegó a ser responsable de ventas de BlackRock para Europa, Oriente Medio y África a través de Merrill Lynch. La gestora se fusionó con el banco en 2006 y la adquisición de Merrill Lynch por Bank of América el año pasado supone una vuelta de tuerca.

BlackRock acaba de anunciar un cambio estratégico para reforzar su apuesta por España, justo ahora que la industria de fondos no para de sufrir salidas constantes de inversores...

La clave es la manera en que nosotros vemos el desarrollo del negocio de gestión. En un año como 2008 en el que la media global de las gestoras fue una caída en activos del 20% y en España las internacionales llegaron a perder cerca de un 50%, nosotros tuvimos una subida de activos entre el tercer y cuarto trimestre del 3,9% y una caída total en el año del 3%. Nuestra expectativa de cara al futuro es que las gestoras van a ser más grandes. Se va a necesitar más tamaño, más escala, para tener los recursos en gestión de riesgos y de activos necesarios para aguantar estos momentos de mercado. Realmente, la razón por la que hemos podido salir de esta crisis reforzados ha sido porque llevamos 22 años invirtiendo en gestión de riesgos y gestión de activos.

¿Esperan concentraciones en el sector?

Sí, esperamos fuertes concentraciones. La industria va hacia un proceso de gran consolidación. Estamos convencidos de que ese proceso dará lugar a grandes gestoras.

¿También en España?

Realmente lo que vemos es un proceso de consolidación global. Entonces, no veo ninguna razón para que en España no ocurra lo mismo que en el resto de países. En España hay una serie de variables... Hay una crisis de confianza, que yo creo que es más grave en muchos sentidos que la crisis económica y que la crisis financiera. Vamos a salir antes de la crisis económica que resolver la crisis de confianza. Todas las entidades financieras tenemos que trabajar mucho en conseguir recuperar la confianza del inversor, porque todo el mundo se acuerda de cuándo perdió dinero, nadie se acuerda de la última vez que ganó dinero. Aparte de eso, en España tienes un país en el cual el nacimiento y desarrollo de la arquitectura abierta la libre comercialización de fondos de distintas gestoras es un proceso relativamente reciente. En ocasiones anteriores hemos visto otros mercados con una arquitectura abierta incipiente en la que ha tenido lugar una crisis y el resultado ha sido una salida masiva de las gestoras internacionales en ese país y de los activos, regresando a las grandes entidades financieras de ese país. Lo que estamos viendo en España es relativamente normal en un país en el cual la arquitectura abierta es reciente. Tienes una serie de factores: las grandes caídas de mercados, la crisis de confianza y un mercado de arquitectura abierta reciente.

¿Habrá entonces un retroceso en la arquitectura abierta?

La arquitectura abierta no es algo que vaya a ir hacia atrás. Al contrario, pensamos que es un proceso imparable. Lo que sí que vemos es que va a haber un cambio. Ya no se tratará de tener cuantos más fondos mejor y cuantas más gestoras mejor, sino de saber qué es lo que tienes.

¿Cuáles son sus aspiraciones en España?

En España ahora mismo pensamos que tenemos oportunidades de desarrollar nuestro negocio institucional. Por ejemplo, ahora en marzo nos entra un plan de pensiones de una multinacional. No vamos a manejar todo el plan de pensiones, pero sí una parte de él. Ya gestionas los planes de pensiones de grandes compañías multinacionales que también están establecidas aquí en España y que pensamos conseguir un mandato. Sí vemos ahí una vía de negocio en ayudar a los planes de gestiones, en ayudar a family offices, a multinacionales… yo creo que en general, el negocio institucional se ha desarrollado poco aquí y pensamos que esta crisis va a dar oportunidades. Es justo lo contrario que ocurre en Latinoamérica, donde trabajamos mucho con grandes institucionales multilaterales, con bancos centrales y con clientes institucionales y muy poco en el segmento minorista. Ahora queremos potenciar el negocio de distribución retail en América Latina.

¿Qué opciones de inversión ven interesantes?

Nuestra visión general es continuar siendo cautos. Apostar por compañías de gran capitalización y, muy importante, con unos niveles de balance con mucha liquidez o con facilidad de financiación. Esos factores son muy importantes, pero no estamos haciendo una recomendación general de aumentar el riesgo. En renta fija, nos gusta el crédito y todo lo que tenga que ver con ello. Ahora mismo nos gustan más los bonos corporativos americanos, todo lo que sea grado de inversión.

¿Volverá a ser un año difícil?

Pensamos que la peor parte de la crisis transcurre entre el cuarto trimestre del año pasado y el trimestre actual. Ahí es donde nosotros vemos que la crisis toca fondo, principalmente en EE UU. Desde ahí comienza una recuperación, que tardará en llegar a la economía real. Pero hay un estímulo importantísimo desde el Tesoro, la Reserva Federal y también gracias a la fuerte caída del petróleo y las materias primas. Estamos viendo que los inversores empiezan a estar dispuestos a asumir más riesgos.

Especialistas en la gestión de riesgos

La plataforma tecnológica para la gestión de riesgos genera un 25% de los ingresos de la gestora BlackRock. 'Esto permitirá que no recortemos la inversión en tecnología, a pesar de estar en un momento de gran dificultad económica', valora Senra.

'En este sentido, hemos trabajado con la Reserva Federal. Hicimos el análisis de carteras de Bear Stearns, antes de que lo comprara JPMorgan, y después nos dieron un mandato para gestionar esa cartera de 30.000 millones. También colaboramos con la Fed para dilucidar la exposición de la aseguradora AIG'.

Senra considera que ahí puede haber una gran oportunidad de negocio, dado que la crisis está cambiando el concepto de gestión. 'Los procesos de due dilligence, de contabilidad, de análisis... todo eso va a estar por encima del talento para invertir. 'Hemos estado haciendo este tipo de análisis y de gestión a escala global y ahora queremos ver si también podemos acceder a este tipo de mercado en España'.

Para el directivo de Blackock, la crisis ha puesto de manifiesto que 'ha habido una clara debilidad estructural y a partir de ahora el marco regulatorio va a ser mucho más estricto'.