Inmobiliarias

Sanahuja reduce en más de 2.700 millones su deuda al traspasar el 65,5% de Metrovacesa

La familia Sanahuja ha reducido en más de 2.700 millones de euros su deuda al traspasar el 65,5% de Metrovacesa a seis bancos acreedores. Sanahuja tendrá que seguir negociando con HSBC, Barclays y La Caixa, entidades que previsiblemente se convertirán también en accionistas de la compañía.

La familia Sanahuja, que llegó a superar el 80% del capital de Metrovacesa, formalizó el viernes el traspaso del 65,5% de la mayor inmobiliaria española a seis bancos, acreedores de la familia catalana. De esta manera Sanahuja reduce su deuda en 2.600 millones de euros al traspasar a Banesto, Caja Madrid, Sabadell, Santander, BBVA y Popular 45,6 millones de acciones de Metrovacesa a 57 euros cada una (el viernes la inmobiliaria cerró a 27,8 euros por título).

Además del traspaso de títulos de Metrovacesa, Sanahuja también ha cedido a la compañía inmuebles cuya valoración supone que la cifra total de deuda que consigue reducir la familia catalana supere los 2.700 millones (según comunicó en diciembre de 2008 los inmuebles aportados tienen una valoración de 125 millones).

El endeudamiento de Sanahuja se elevó a más de 5.000 millones de euros durante 2008: la deuda de una sola familia era superior a la de grandes constructoras e inmobiliarias españolas. El empeño de Sanahuja por hacerse con el control de Metrovacesa, en una pugna con el anterior presidente de la compañía, Joaquín Rivero, le llevó a ofrecer por acciones de la compañía hace menos de dos años un precio que hoy casi equivale a multiplicar por diez el de la acción de Metrovacesa.

METROVACESA 7,33 -0,68%

Según el acuerdo comunicado el viernes por la compañía a la CNMV, Sanahuja mantendrá el 30,1% de Metrovacesa. Pero previsiblemente ese porcentaje se reducirá sensiblemente en los próximos meses.

Sanahuja mantiene todavía 1.200 millones de euros de deuda con bancos que le prestaron dinero para hacerse con el control de Metrovacesa en su lucha con Rivero. De esa cantidad un préstamo de 500 millones fue entregado por HSBC y otro de 700 millones por La Caixa y Barclays. La familia catalana tiene ahora que seguir negociando con estos bancos la refinanciación de esa deuda, una negociación que previsiblemente derive en el intercambio de acciones de Metrovacesa por deuda. Por tanto HSBC, La Caixa y Barclays se convertirán también, si como esperan fuentes del sector las negociaciones culminan con un acuerdo similar al anunciado el viernes entre Sanahuja y los seis bancos españoles, en accionistas de Metrovacesa.

La toma del control de la empresa por parte de la banca también ha motivado la dimisión de Román Sanahuja como presidente y del consejero delegado, Jesús García de Ponga. Eduardo Paraja, ex consejero delegado de Prosegur, será el nuevo consejero delegado y Vitalino Nafría, ex directivo del BBVA, será presidente del consejo.

La formalización del traspaso del control del grupo inmobiliario coincidió ayer con la presentación de los resultados de la compañía en 2008. El grupo anunció unas pérdidas de 737,6 millones de euros y unos ingresos de 1.421 millones de euros. La compañía atribuyó parte de las pérdidas a la segregación de su filial francesa Gecina y a las dotaciones realizadas por el descenso del 21,6% en el valor de sus activos.

Metrovacesa inauguró así el viernes la comunicación de los que posiblemente sean los peores resultados anuales en las historia de las inmobiliarias españolas cotizadas.

BBVA engorda su filial Anida

La filial inmobiliaria de BBVA, Anida, se está convirtiendo en una de las principales empresas del sector. La empresa está aglutinando los activos inmobiliarios que quizá a su pesar está asumiendo BBVA. Anida cuenta con el 11,2% de Metrovacesa y este año el banco de Francisco González informó que había traspasado a su filial 629 millones de euros en activos inmobiliarios. Además cuenta con el 72,5% de Duch, la sociedad que gestionará la Operación Chamartín.