Crisis inmobiliaria

El parón de la actividad inmobiliaria provoca una caída del 21% en los ingresos de las tasadoras

El parón de la actividad inmobiliaria se ha trasladado a los balances de las tasadoras, que vieron mermados sus ingresos totales en un 21,5% a lo largo de 2008, hasta los 433 millones de euros, la cifra más baja desde 2004, según datos provisionales de la patronal de las tasadoras Atasa.

Estas cifras son el resultado de una caída del número de tasaciones del 27%, hasta las 1,1 operaciones, lo que supone la menor cifra desde 2001. El presidente de Atasa y director general de Tinsa, Luis Leirado, avanzó hoy estas cifras durante la 'XIV Encuentro Sectorial sobre Tasación y Valoración en España' organizado por la publicación 'Metros2', para hacer constar que "el ciclo (alcista) se ha cerrado" y que el sector "está en una nueva etapa".

Aunque los resultados expuestos por el presidente de la Atasa -que agrupa a casi todo el sector- se refieren al total de operaciones realizadas, lo cierto es que la suerte de estas entidades va pareja con la evolución del mercado inmobiliario. De hecho, los ingresos derivados de las tasaciones de inmuebles vinculadas a garantías hipotecarias supusieron el 94% del total en 2008.

Así, Leirado aseguró que el sector de la tasación está viviendo ya una serie de "cambios estructurales", como lo está haciendo el 'ladrillo'. A modo de ejemplo, aseguró que "la intenacionalización (de estas compañías) es ya una realidad imparable". "Nos toca hacer saltos de fronteras", añadió.

En esta línea, Leirado indicó que tras el ciclo alcista se volverá en un tiempo a las dimensiones que presentaba el sector en 2003, si bien con un abanico más amplio de actividades y con una mayor profundización en los conocimientos y en los medios.