Bolsa de Nueva York

El aumento de los subsidios por desempleo penaliza a Wall Street

Después de la jornada de transición vivida ayer, la Bolsa de Nueva York retomó su tendencia bajista, lastrada esta vez por el aumento de las peticiones de subsidio por desempleo. El Dow Jones cedió un 1,19% y perdió la barrera de los 7.500.

Wall Street no necesita demasiadas razones para continuar su descenso y en la sesión de hoy se escudó en el mal dato de empleo para acusar pérdidas en todos sus índices. La buena noticia, el aumento del los precios al productor en enero, que ahuyenta el fantasma de la defalción. El Standard and Poors se dejó un 1,2% y se acerca peligrosamente a niveles de noviembre de 2008, quedando en los 778 puntos. Por su parte, el tecnológico Nasdaq se depreció un 1,71% y queda en los 1.442 puntos.

El parqué neoyorquino aprovechó el pequeño aumento sufrido por las peticiones de subsidio por desempleo, para seguir cotizando a la baja. Hasta 627.000 personas pidieron la ayuda del pero en la semana anterior, aunque el dato no es escandaloso, si que empeora lo previsto por los analistas. De esto modo, el número de beneficiarios de esta ayuda federal, queda en 4,98 millones de personas, la cifra más alta desde 1982.

Fue la única mala noticia del día para los inversores, que a falta de más planes de Obama, se centraron en los indicadores macro de referencia. La evolución de los precios al productor, antesala del IPC, que se conocerá mañana, dio un respiro y aleja el temido fantasma de la deflación. Tras cinco meses consecutivos de bajada, el IPP de enero subió un 0,8% , que tranquiliza a la economía norteamericana.

DOW JONES 31.270,09 -0,39%
NASDAQ 100 12.683,33 -2,88%
S&P 500 3.819,72 -1,31%

El instituto económico de la Conference Board hacia públicos hoy los indicadores futuros y también se muestra optimista con la evolución de la economía a corto plazo. Según este indicador, la tendencia futura se elevó hasta el 0,4% en enero, un 0,2% más que en diciembre del pasado año.

Home Depot y Coca-Cola, al alza

La empresa de material doméstico, Home-Depot, fue la mejor de la jornada en el Dow Jones y se apuntó un 2,37%. También avanzó la empresa de refrescos, Coca-Cola, que ganó un 1,87%, con la inercia de los sólidos resultados que presentó la semana pasada.

En la zona roja, la banca lideró nuevamente las pérdidas y sigue sin reaccionar a los planes de Obama. Bank of América sigue en caída libre y se depreció un 14%. Citigroup le sigue de cerca y cedió un 12,71%, siendo lo dos valores más castigados de lo que va de año.

En cuanto al mercado de materias primas, reajuste al alza del petróleo Texas. El barril estadounidense repuntó un 14% en la sesión neoyorquina y queda en 39,48 dólares por barril. La fuerte subida animó a los inversores a comprar títulos de Chevron, que ganó un 1,21% en la sesión.