Crisis económica

El Gobierno rechaza un ERE a UPS que preveía despedir a 208 trabajadores

La Dirección General de Trabajo, dependiente del Ministerio de Trabajo, denegó la autorización solicitada por la empresa United Parcel Service España (UPS) para llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y despedir a 208 trabajadores.

El Ministerio de Trabajo hizo este anuncio en un comunicado en el que añadió que se denegó la autorización porque no estaban "acreditadas las causas organizativas y económicas, ni justificada la necesidad de ajuste de plantilla, ni la existencia de una situación económica negativa".

Además, explicó que "no se aprecia la necesaria correlación y proporcionalidad entre los despidos y la superación de las causas alegadas".

En un primer momento, la empresa UPS solicitó un ERE para despedir a 245 trabajadores de los 1.167 que forman el total de la plantilla de sus centros de Vallecas y Alvento (Madrid) y Benavente (Zamora).

Una vez finalizado el periodo de consultas del ERE y al no haber alcanzado un acuerdo, la empresa rebajó la solicitud de despidos a 208 trabajadores, los cuales se acogieron voluntariamente al sistema de bajas indemnizadas o a las medidas incorporadas en el plan social propuesto por la empresa.