Foro mundial de la competencia

El FMI apuesta por combatir los paraísos fiscales como se hizo con Al Capone

El director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, apostó hoy por combatir los paraísos fiscales por la vía fiscal, como se hizo en el Chicago de los años 30 con Al Capone, al considerar que las actuales reglas prudenciales y de transparencia bancaria son insuficientes.

"Es sin duda, un poco como fue el caso para Al Capone en su tiempo en Chicago, por la vía fiscal como se les puede combatir e intentar reducir los flujos financieros que se consideran ilegítimos", dijo el responsable del FMI en rueda de prensa en la sede de la OCDE tras participar en un Foro Mundial sobre competencia.

Strauss-Kahn ya se mostró el otro día partidario de "la dinamita" para luchar contra los paraísos fiscales y hoy reiteró que hace falta "pasar a un ataque a nivel superior", porque no es suficiente someter a estos territorios a las reglas tradicionales de transparencia bancaria. En su opinión, la transparencia bancaria no permite saber quién está detrás de las cuentas y por tanto en el origen del movimiento fraudulento.

"Lo que constatamos es que las reglas prudenciales no son suficientes para luchar contra estas prácticas, porque en la mayoría de los países legítimamente considerados como paraísos fiscales las reglas prudenciales se respetan completamente", argumentó.

Asimismo, se mostró convencido de que ahora hay una mayor toma de conciencia y que, en el marco de la extensión de la vigilancia que el FMI reclama sobre la regulación financiera, se puede esperar que "ningún trozo de territorio" esté apartado de esta regulación y se pueda extender la vigilancia a los paraísos fiscales para reducir su influencia a nivel mundial.

Por su parte, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, al ser preguntado por la situación de Andorra, respondió que junto con Mónaco y Liechtenstein, es uno de los lugares que la OCDE califica de "no cooperantes" en lo que se refiere a los acuerdos de intercambio de información fiscal.

"En Andorra, hace poco se hizo obligatorio tener cifras, tener estados financieros, balances etc, lo cual da idea de todo el avance que se necesita", admitió Gurría.