Mercados

El castigo a la banca sitúa el Ibex en el mínimo anual

Demasiadas decepciones. Los malos datos sobre la economía japonesa, el desencanto que causó en el mercado el escaso resultado de la reunión del G-7 el pasado fin de semana y la falta de volumen por la ausencia de Wall Street, cerrado por festivo, marcaron otra sesión de pérdidas en las Bolsas. El Ibex, arrastrado por la banca, cayó el 2,3% y cerró en el mínimo del año, los 8.075 puntos.

Las Bolsas europeas, huérfanas de la referencia de Wall Street, tuvieron que lidiar ayer con más pruebas que constatan la gravedad del deterioro económico mundial y alejan el ansiado fin de la crisis. Un cóctel que generó caídas en los principales índices que oscilaron entre el 2,3% del Ibex y el 1,06% del Dax con todos los sectores en rojo. El financiero, una vez más, aglutinó las mayores ventas ante nuevos temores sobre la situación de algunas entidades europeas que volvieron a poner en duda la solvencia del sector en general.

El Ibex, el peor índice de la región, se situó en los 8.075 puntos, arrastrado por el mal comportamiento de BBVA (-5,65%), Popular (-5,15%), Bankinter (-4,34%), Santander (-4%), Banesto (-3,73%) y Sabadell (-3,62%), valores que junto con Ferrovial (-4,44%) y Telecinco (-4,35%) estuvieron entre los más castigados. La Bolsa española acumula así un castigo del 12,19% en lo que va de año y se acerca peligrosamente al mínimo de 7.905,4 puntos que marcó a finales de octubre.

Una vez aprobado el pasado viernes el plan de estímulo económico de EE UU, la ausencia de catalizadores de peso desvió la atención de los inversores a las malas noticias que llegaron de Japón o Reino Unido. El PIB de Japón cayó el 12,7% en el cuatro trimestre de 2008, el mayor descenso en 34 años, mientras que la Confederación de la Industria Británica advirtió que el PIB del Reino Unido caerá el 3,3% este año y no el 1,7% como se anticipó el pasado mes de noviembre.

Malas noticias que tuvieron que competir otras como la suspensión durante dos años de los reembolsos del fondo inmobiliario del Santander o con rumores que apuntan a la delicada situación financiera de Hypo Real State o Lloyds, esta última en el punto de mira desde que avisara la semana pasada de pérdidas mayores de lo esperado en la recién adquirida HBOS.

La escasa repercusión de la reunión del G-7 el pasado fin de semana en Roma, donde el organismo se limitó a resaltar que la prioridad es luchar contra la recesión y evitar el proteccionismo, tampoco sirvió de aliciente.

La presentación de resultados de Wal-Mart y de Iberdrola hoy serán algunas de las referencias del día, así como las palabras del presidente de EE UU cuando ratifique el plan de estímulo financiero aprobado el viernes, como se prevé.

La prima de riesgo de la deuda española, en niveles de 1997

La incertidumbre sobre la economía española ha disparado la prima de riesgo que los inversores exigen a la deuda nacional respecto a la alemana. El diferencial entre el bono español a 10 años y el alemán se situó ayer en 125 puntos básicos, el nivel más alto desde 1997.

La aversión al riesgo ha acelerado las compras de deuda alemana y ayer el rendimiento del bono cayó al 3,03%, mientras que el del español subió ayer al 4,29%. El pasado 19 de enero Standard & Poor's le quitó a España la máxima calificación crediticia, movimiento que Fitch y Moody's aún no han secundado aunque esta última avisó la semana pasada que el rating España es 'vulnerable' por la falta de competitividad.

La Bolsa vive la sesión de menor volumen del año

La ausencia de Wall Street ayer, cerrado por la celebración del Día del Presidente, tuvo una clara repercusión en el volumen de negocio que se movió en los mercados de renta variable europeos. La actividad se resintió significativamente y en España el mercado continuo vivió la sesión de menor volumen de todo el ejercicio.

En concreto, en el mercado continuo los inversores tan sólo realizaron operaciones por un valor total de 1.723,6 millones de euros en total, incluyendo operaciones especiales y de bloques, una cifra muy alejada de la media mensual de enero, de 3.170 millones de euros, según informó Bolsas y Mercados Españoles.