Balance

Caixa Sabadell gana 42 millones, un 29,7% menos, al quintuplicar dotaciones

Caixa Sabadell cerró 2008 con un beneficio neto consolidado de 42 millones de euros, un 29,7% menos que el año anterior, a consecuencia del incremento en las dotaciones, que ha multiplicado por cinco, para reforzar su cobertura ante el aumento de la morosidad, que se ha triplicado.

Caixa Sabadell, que elevó las dotaciones en 2008 hasta los 188 millones de euros, finalizó el año con una ratio de morosidad del 3,43%, casi el triple que en diciembre de 2007, en que se situó en 1,14%, según ha explicado hoy el director general de la entidad, Jordi Mestre. La mayor parte de los 188 millones de euros destinados a provisiones procedieron de las plusvalías obtenidas en la venta del 50% del negocio asegurador a Zurich.

Caixa Sabadel, no obstante, prevé que la morosidad pueda llegar al 6% en el presente ejercicio, lo que hará necesario crear un sólido "cojín" de dotaciones para hacer frente a posibles dificultades. La entidad que preside Salvador Soley, que mantiene una tasa de cobertura del 122,1%, tiene actualmente 343 millones de euros de mora, que podrían convertirse en más de 600 millones si se cumplen las peores previsiones. Jordi Mestre ha señalado que el grueso de la morosidad proviene del sector de la construcción y la promoción, con un 50% del total, seguido de los particulares (40%) y las empresas (10%).

Por el momento, y pese a la "extrema" complejidad de la coyuntura económica, Caixa Sabadell ha logrado cerrar 2008 con un resultado consolidado de 42 millones de euros, un 29,7% menos, debido tanto al incremento en la dotaciones como a la caída de la actividad inmobiliaria, que ha afectado a los resultados de las filiales de la entidad en este sector, con unas pérdidas de 15 millones.

Salvador Soley ha destacado que 2008 ha sido un ejercicio "adverso" en todos los ámbitos de la economía y las finanzas y que ha estado marcado por la "prudencia" en la gestión. Ello ha permitido, según los responsables de la entidad, que la liquidez se haya mantenido en torno a los 1.500 millones de euros al cierre de 2008.

Por su parte, el margen de solvencia del grupo ha crecido en medio punto, hasta el 11,51%, mientras que los recursos propios se han situado por encima de los 1.000 millones de euros.

En cuanto a los créditos, Caixa Sabadell suscribió el pasado año cerca de 30.000 operaciones por importe de 2.999 millones de euros, con una media de 561 operaciones y 57 millones de euros semanales.

Jordi Mestre ha señalado, en este sentido, que la entidad tiene abiertas todas las líneas de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), aunque "no hay demanda de crédito por parte de las empresas".

"La realidad es que a la mesa de los directores de nuestras oficinas no están llegando nuevos proyectos", ha indicado Mestre, que ha asegurado que la caja, incluso, está buscando operaciones susceptibles de ser financiadas.

"Caixa Sabadell está dispuesta a dar crédito, pero la sensación que tenemos es que no nos llega el número de empresas que podrían llegar", ha afirmado Mestre, que ha añadido que la caída de la demanda ha sido "escandalosamente" brusca en el ámbito de los particulares.

La entidad, que cuenta con cerca de 636.500 clientes y 1.743 empleados, prevé destinar este año 10 millones de euros a su Obra Social. La prioridad continuará siendo la asistencia social, a la que se destinará más de la mitad del presupuesto, así como la promoción cultural, la formación y la investigación y la preservación del medio ambiente.