Crisis

General Motors mantiene conversaciones para vender Hummer

La estadounidense General Motors (GM), estudia como conseguir ingresos en China para salir de sus apuros ante la crisis y negocia la venta de la marca Hummer a uno de los fabricantes menores chinos, informó hoy la prensa del país asiático.

El Grupo Industrial Automotriz de Sichuan, conocido como Sichuan Auto, cuyos activos suman hoy cerca de 1.000 millones de yuanes (115 millones de euros, 146 millones de dólares), está en conversaciones para hacerse con la marca todoterreno de GM, recoge hoy el diario "Shanghai Daily".

Sin embargo, el portavoz de GM para China, Henry Wong, sólo confirmó a Efe que la compañía está llevando a cabo "encuentros y conversaciones con inversores potenciales" como "parte de la revisión estratégica de la marca Hummer", pero no reveló de quiénes se trata. Las conversaciones "están en marcha, son privadas y confidenciales", dijo Wong, aunque adelantó que se espera un anuncio sobre la marca "antes del final del primer trimestre" de 2009.

Wong no dio más detalles, y consideró la información que difunde hoy la prensa china como "especulaciones de los medios". De acuerdo con las fuentes que recoge la prensa local, Sichuan Auto estaría dispuesta a pagar por Hummer más de tres veces el valor de sus activos, hasta cerca de 500 millones de dólares (395 millones de euros), que financiaría a través de créditos solicitados a bancos estatales chinos.

GM, que debe presentar hoy ante el Departamento del Tesoro de EEUU su plan inicial de reestructuración, también ha tanteado en los últimos días vender parte de sus activos en China a su socia en el país asiático, la Corporación Industrial del Automóvil de Shanghai (SAIC).