Balance

ArcelorMittal descarta despidos forzosos tras ganar un 9% menos en 2009

El grupo siderúrgico ArcelorMittal advirtió hoy de que su programa de bajas voluntarias podría afectar a más de 9.000 empleados, como se anunció inicialmente, pero dejó claro que en ningún caso serán despidos forzosos. La compañía registró un beneficio neto de 7.274 millones de euros en 2008, lo que supone un ecorte del 9% respecto al resultado obtenido el año anterior.

En la presentación de los resultados correspondientes a 2008, el presidente de ArcelorMittal, Lakshmi Mittal, explicó que, antes de plantear nuevas bajas, el grupo se va a concentrar primero en la disminución de las subcontratas y también evaluará el margen disponible de reducción de jornada.

Mittal recalcó que la reducción de la plantilla es resultado directo de la desaceleración -"si no fuera por la crisis, jamás habríamos optado" por esa vía, subrayó- y garantizó que cualquier plan de despidos será objeto de diálogo con los sindicatos.

Sobre la previsión de parar uno de los altos hornos de Gijón y aplicar expedientes de regulación temporales en las plantas españolas de productos planos (Asturias, Sestao y Sagunto), el grupo confirmó que seguirá adelante si la debilidad del mercado se mantiene como ahora.

ARCELORMITTAL 11,46 11,28%

Impacto de la crisis en los beneficios

El presidente de la compañía, Lakshmi N. Mittal, indicó que el rendimiento de ArcelorMittal fue "excelente" en 2008, aunque se vio "ensombrecido" por la considerable desaceleración en el último trimestre del ejercicio.

Mittal indicó que el tamaño, solidez y posición de liderazgo de la compañía en el mercado le han permitido "aplicar de forma rápida y decisiva una serie de medidas operativas y financieras" para adaptar sus actividades a la cambiante coyuntura.

"Indicios de mejora

"Dichas medidas ya han comenzado a generar resultados", indicó el máximo ejecutivo del grupo anglo-indio, quien indicó que, a pesar de que la difícil coyuntura de mercado se mantendrá durante el primer trimestre, "se comienzan observar ciertos indicios de mejora".

La cifra de negocio del fabricante de acero se situó en 124.936 millones de dólares (más de 96.736 millones de euros), con lo que fue casi un 19% más alta que la facturación registrada en 2007.

El resultado de explotación más la depreciación, pérdida de valor de activos y elementos extraordinarios (Ebitda) se colocó en 24.500 millones de dólares (casi 19.000 millones de euros al cambio actual), un 26% más que en el ejercicio anterior.

La compañía indicó que las perspectivas para el primer semestre de 2009 apuntan a un Ebitda de unos 1.000 millones de dólares (774 millones de euros), reflejando "el pleno efecto de la caída de los precios y los recortes de producción".