_
_
_
_
Planes de rescate del sector financiero

La UE dará seis meses a la banca para vender activos 'tóxicos' al Estado

La UE dio ayer el pistoletazo de salida para la creación de bancos malos en Europa, entre las reticencias de países que, como España, temen que el proceso distorsione la competencia en el sector. Bruselas promete una vigilancia estricta y sólo concederá seis meses para que las entidades se deshagan de sus activos tóxicos.

La UE dará seis meses a la banca para vender activos 'tóxicos' al Estado
La UE dará seis meses a la banca para vender activos 'tóxicos' al EstadoREUTERS

El principio de acuerdo para la creación de bancos malos en Europa fue suscrito ayer en Bruselas por los 27 ministros de Economía de la UE (Ecofin), después de un largo desayuno de trabajo sobre la urgente necesidad de restablecer el flujo del crédito hacia empresas y familias.

A pesar de las reticencias de algunos de los presentes, entre ellos el vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, el Ecofin aceptó que la estabilidad del sector financiero requiere zanjar de una vez el problema de los llamados activos tóxicos. E incluso amplió ese concepto, con la nueva denominación de activos impedidos, para que el plan incluya también productos que han perdido valor, como los préstamos hipotecarios en países donde ha estallado la burbuja inmobiliaria.

La Comisión Europea publicará dentro de unos 15 días las directrices sobre los criterios que deberán utilizarse en la compra de esos activos para evitar que la operación sea un respaldo de Estado ilegal.

Bruselas impondrá cambios a las entidades que soliciten ayudas

El borrador actual de ese documento concede seis meses para que los bancos se acojan al nuevo plan de apoyo. Bruselas cree que con ese plazo tan corto se reduce la posibilidad de que los bancos retrasen la identificación de sus activos tóxicos 'con la esperanza de obtener más adelante un nivel de ayuda superior'.

Si algún banco solicita respaldo al Estado después de expirar el plazo para acudir al banco malo, sólo se le podrá conceder en caso de que las dificultades que afronte hayan surgido de manera inesperada y no estén relacionadas con la actual crisis.

La descarga de activos tóxicos, añade el citado documento, quedará condicionada 'al compromiso de continuar proporcionando crédito para cubrir adecuadamente la demanda de acuerdo con criterios comerciales'.

La CE también quiere imponer planes de reestructuración a las entidades que limpien su balance a costa de un banco malo creado por el Estado. Las medidas que se podrán exigir abarcan desde un simple ajuste de los sistemas de gestión de riesgo hasta la liquidación ordenada de la entidad, pasando por la desinversión de actividades no esenciales.

Bruselas asegura que estudiará caso por caso para determinar la dureza de las condiciones a cambio de la ayuda. Y advierte que tomará como 'agravante' el hecho de que la adecuada evaluación de los activos tóxicos deje a una entidad en situación de insolvencia si no cuenta con la ayuda del Estado. Los bancos ayudados deberán demostrar su viabilidad, facilitando semanalmente a las autoridades la valoración de su cartera.

Por último, la CE advierte que 'será necesario garantizar una clara separación funcional y organizativa entre el banco beneficiario y los activos impedidos'. Esa barrera deberá erigirse con independencia de que los Estados que elijan comprar los activos tóxicos se limiten a la concesión de un aval sobre su valor (fórmula utilizada en el Reino Unido y, en cierta media, en Holanda).

Todas esas directrices planteadas por la Comisión se aplicarán bajo el principio general de que 'el banco beneficiado deberá compartir las perdidas asociadas a los activos impedidos'.

A pesar de todas estas garantías, Solbes señaló en rueda de prensa que la creación de los bancos malos 'vuelve a plantearnos el dificilísimo equilibrio entre la estabilidad financiera y la igualdad de trato a todas las entidades'. 'No es un tema fácil', añadió el ministro español, que pidió a la CE una vigilancia estricta sobre todo el proceso.

El ministro checo de Economía y presidente semestral del Ecofin, Miroslav Kalousek, aseguró que la creación de bancos malos 'se hará preservando la igualdad de condiciones para todo el sector'. Y el comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, prometió que la CE velará para que el nuevo mecanismo no genera 'ni proteccionismo ni barreras en un sector tan crucial como el financiero'.

La factura puede rozar el billón de euros

La valoración de los activos tóxicos supone una de las mayores dificultades del proceso de creación de bancos malos. Bruselas quiere que la lleven a cabo expertos independientes, bajo la supervisión de las autoridades respectivas.Tampoco está claro el impacto presupuestario de la creación de los bancos malos. La Comisión Europea, se negó ayer a especular sobre cualquier cifra. Pero a juzgar por el volumen de productos estructurados en el sector financiero europeo (casi 18 billones de euros) la factura puede ser descomunal.Daniel Gros, director del instituto de estudios Centre for European Policy Studies, recuerda que los bancos malos 'no sólo tendrán que absorber activos tóxicos procedentes de EE UU, sino también, posiblemente, préstamos en Europa central y del este'. Gros estima que el coste final podría estar 'por debajo del billón de euros'.

Ex banqueros británicos entonan el mea culpa por el sueldo millonario

Cuatro ex banqueros del Reino Unido pidieron ayer disculpas por la crisis financiera que obligó a las entidades más importantes a pedir ayuda al Gobierno británico. Fred Goodwin, ex consejero delegado de Royal Bank of Scotland (RBS); Tom McKillop, ex presidente de RBS; Andy Hornby, ex consejero delegado de Halifax Bank of Scotland (HBOS), y el ex presidente de HBOS, Lord Stevenson, comparecieron ante el comité del Tesoro de la Cámara de los Comunes del Parlamento. En un interrogatorio sobre la crisis de la banca británica, los ex banqueros admitieron que la práctica de conceder primas a los directivos contribuyó a la crisis. 'Lo lamentamos profundamente', dijeron Stevenson y Hornby, mientras que McKillop señaló que repetía los comentarios de los dos colegas, en tanto que Goodwin añadió: 'Me disculpo totalmente, y me siento bien en poder repetirlo'. Mientras, un grupo de banqueros londinenses estudian presentar una demanda por violación de contrato si no les abonan las primas millonarias que establecen sus contratos.Los banqueros, todos directores ejecutivos, han contratado al abogado Ronnie Fox, para que prepare una acción legal si es necesario.

Fornesa considera que un banco con activos estropeados puede ser bueno

El presidente de Criteria, Ricard Fornesa, considera que la creación de un banco que agrupe los activos tóxicos del resto de entidades es 'una opción' dentro de los paquetes de medidas impulsados para afrontar la crisis, y que puede ser rentable a largo plazo. En declaraciones a Europa Press, Fornesa explicó que la creación de un banco malo agruparía 'activos deteriorados, pero no malos. Después, con el tiempo, no está destinado a perder dinero, si se gestiona bien'. Fornesa afirmó que espera que en España no sea necesaria la nacionalización de ninguna entidad.También intervino en el acto el gobernador honorario del Banco de Francia, Michel Camdessus, que señaló como valores básicos para salir de la crisis el sentido de la responsabilidad, la solidaridad y el sentido de la ciudadanía mundial. Camdessus argumentó que el 'pecado original' de la crisis fue 'dar dinero a personas que no tenían garantías para devolverlo', a lo que le siguieron los 'pecados de titulizar' esta deuda sin informar a los compradores y de fiarse de las calificaciones de las agencias de rating sin calcular los propios colocadores los riesgos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_