Finanzas

Santander reestructura su filial de banca al consumo en España

Santander ha iniciado la primera reestructuración de su filial Santander Consumer España, dedicada a banca al consumo. El desplome de esta actividad ha provocado una fuerte caída del negocio, razón por la que el grupo que preside Emilio Botín ha puesto en marcha una reorganización que afectará al 30% de la plantilla, más de 300 personas.

Se agudizan los malos tiempos para el sistema financiero y, sobre todo, para las actividades vinculadas con el negocio de banca al consumo, que ha comenzado a sufrir una drástica caída derivada de la crisis económica. BBVA fue el primero en anunciar una reestructuración de una parte de esta actividad, aunque vinculada con la población inmigrante, con el cierre del 90% de las oficinas deDinero Express en noviembre.

Ahora le ha tocado el turno a Santander Consumer Finance, ymás en concreto a su filial española, líder de su actividad en el país -con la excepción de la financiera de El Corte Inglés, en la que se encuentra todo el parque de tarjetas de pago de estos grandes almacenes-. La filial española de crédito al consumo cuenta con una cuota de mercado en el país del 18%.

La división que hasta hace unos meses era una de las joyas de la corona del grupo, según la calificaba Emilio Botín, iniciará hoy negociaciones con los sindicatos para reducir su tamaño en España, y adaptarse a las negativas circunstancias del mercado. Santander pondrá sobre la mesa de los sindicatos un plan para reducir la plantilla de la banca de consumo en más del 30%, con lo que superará las 300 personas de un censo laboral por encima de los 800 empleados.

SANTANDER 3,56 -0,66%

La vía para llevar a cabo este recorte está aún por definir, aunque lo lógico es que la mayor parte sea prejubilaciones y bajas incentivadas. Otros trabajadores afectados pasarán a otras filiales o unidades del grupo, y una parte puede que sean despedidos. Todo depende de las negociaciones con los sindicatos. Esta será la primera vez, desde que se constituyó Santander Consumer, que se aborde un plan de reestructuración. Este adelgazamiento del personal irá acompañado de una reorganización de algunas áreas para buscar la máxima rentabilidad.

Dentro de estos cambios, Santander ha previsto que los servicios centrales de su banca de consumo española y las actividades posventa se incorporen a otras unidades del grupo especializadas en estas áreas. Esta reestructuración se produce tras la prejubilación del responsable de Santander Consumer España, Italia, Portugal y del banco por internet Openbank, Pedro Chicharro, a quien le ha sustituido Inés Serrano, y justo un año después de ser nombrada directora general del grupo Santander Consumer, Magda Salarich.

Durante el pasado año el mercado español de crédito al consumo descendió un 10,5% y, en el caso de Santander la caída fue mayor: del 17,1%. Santander Consumer cerró 2008 con unos beneficios de 696 millones, lo que supone una caída del 3,1%, tras destinar 1.391 millones a provisiones por el aumento de los impagados, un 65,2% más que un año antes. Su morosidad duplica a media del grupo al llegar al 4,18%, frente al 2,84% de un año antes.

El negocio en España es el principal causante del despegue de la morosidad y de fuertes provisiones, lo que ha derivado en una caída del 54% del beneficio en elmercado nacional al sumar unas ganancias de 96 millones.

El negocio crece en Alemania y EEUU

Santander Consumer cerró 2008 con unos beneficios de 696 millones de euros, lo que supone una caída del 3,1%. La caída del resultado de esta unidad tiene su principal origen en España.

El desplome de la venta de autos en el país es una de las principales causas de la actual situación de esta filial, cuyo crédito no creció nada en 2008. Las matriculaciones de coches bajaron en enero un 41,6%, para colocar su venta a niveles de hace 12 años.

Salvo en el mercado nacional, en el resto de los países donde opera en Europa -si bien el grueso está en Alemania-, y EE UU han registrado crecimientos de sus beneficios.

En Alemania ganó 380 millones, el 19% más e incrementó su volumen de crédito un 15%. En ese

mercado cuenta con seis millones de clientes y 185 oficinas. En el resto de Europa el beneficio subió un 37%, hasta 115 millones de euros, mientras la concesión de préstamos se incrementó

también un 15%.