Retribución al accionista

Los dividendos de las compañías europeas registrarán el mayor recorte desde 2001

Los operadores del mercado de futuros están apostando porque las compañías europeas reducirán sus dividendos este año más que en ningún otro desde al menos 2001 conforme la recesión mundial afecte los beneficios de las compañías.

Los futuros sobre dividendos del índice Dow Jones Euro Stoxx 50, contratos que permiten a los inversores especular con dichos desembolsos, indican que las compañías pagarán un 33% menos a los accionistas que en 2008. Los analistas calculan una reducción del 23%, según datos compilados por la bolsa Eurex y Bloomberg.

Nokia, BBVA y Deutsche Bank redujeron sus dividendos después de que Europa, Estados Unidos y Japón cayeron en su primera recesión simultánea desde la Segunda Guerra Mundial. En las 67 empresas del índice Stoxx 60 que han anunciado resultados hasta la fecha, los beneficios bajaron un 53%, según datos recopilados por Bloomberg.

"Hay menos espacio de maniobra esta vez, y pensamos que la caída de los dividendos podría acabar siendo más cercana de lo usual a la baja de los beneficios", dijo Nick Nelson, estratega de renta variable europea en Londres para UBS. Nelson espera que los beneficios se contraigan un 25% y que los dividendos bajen un 20%.

Los analistas calculan que los beneficios bajarán un 1,6% en 2009 tras haber bajado un 20% el año anterior. De las 491 empresas del índice Stoxx 600 para las cuales Bloomberg tiene un pronóstico de dividendos, 148 podrían anunciar un recorte en su próxima decisión. Un total de 316 podrían aumentar su pago, y el resto podrían mantenerlo intacto, muestran los pronósticos.

La peor crisis financiera desde la Gran Depresión está obligando a los ejecutivos a acumular efectivo. Los dividendos en Estados Unidos están contrayéndose al ritmo más veloz en 50 años. En enero 92 compañías redujeron los pagos, la mayor cantidad desde 1958 después de las de 101 en diciembre y 106 en noviembre, según Standard & Poor's.

Los ejecutivos están eliminando dividendos justo en un momento en que los inversores dependen de ellos para incrementar las rentabilidades. Las empresas del Euro Stoxx 50, un índice de referencia para los países que usan el euro, perdieron el año pasado un 39,5% contando dividendos promedio, en comparación con una baja del 44,4% excluidos los pagos. Esta es la mayor diferencia desde cuando menos 1998, según datos compilados por Bloomberg.