Directivos

Cajasur despide al director a los cuatro meses y nombra a un hombre de la casa

El enfrentamiento entre el director general y el presidente de Cajasur se ha saldado finalmente con la salida de la entidad del primer ejecutivo, Carlos Senent, a sólo cuatro meses de su llegada al cargo avalado por su trayectoria profesional en BBVA. Cajasur acordó ayer su destitución por unanimidad y su sustitución por un hombre de la casa, Antonio Barral Rivada, quien desempeñaba hasta ahora la dirección del Área de Soporte.

Según informó Cajasur en un comunicado, el relevo de Senent 'obedece a la disparidad de criterios con los órganos de gobierno sobre el modelo de gestión del negocio, circunstancia que ha propiciado una pérdida de la confianza depositada en este ejecutivo'. Barral lleva casi una década en la entidad, en la que empezó a trabajar siendo consultor de Arthur Andersen.

Cajasur informó también ayer de que logró en 2008 un beneficio neto individual de 51,3 millones, con un descenso del beneficio recurrente del 21,9% por las mayores dotaciones.