Mercados

Santander acelera los acuerdos por Madoff

Afectados decidirán la próxima semana si aceptan la oferta.

Santander acelera los acuerdos por Madoff
Santander acelera los acuerdos por Madoff

Santander se ha convertido esta semana en la primera entidad del mundo que ofrece compensar a las víctimas de la estafa piramidal de Bernard Madoff, presuntamente la mayor de la historia. El banco devolverá las pérdidas de sus clientes de banca privada mediante la emisión de 1.380 millones de euros de participaciones preferentes (una especie de bono), con lo que cubrirá el 100% del capital invertido en el fondo Optimal Strategy US Equity.

La exposición total de Santander a Madoff a través de su gestora Optimal era de 2.330 millones de euros, de los que 320 correspondían a clientes de banca privada en España. La diferencia dineraria con la emisión de preferentes se debe a que el banco compensará sólo el dinero invertido inicialmente por sus clientes, no los rendimientos acumulados, y además excluye del acuerdo a los inversores institucionales (fondos de inversión, fondos de pensiones y compañías de seguro).

Santander ha buscado esta solución por motivos 'estrictamente comerciales' y con el objetivo de mantener 'la relación de negocio', según explicó.

SANTANDER 2,78 -8,92%

Los clientes de banca privada canjearán sus inversiones en Optimal US Strategic US Equity, el fondo que invertía en Madoff, por participaciones preferentes que darán un rendimiento anual del 2% y tendrán una opción de compra del emisor al décimo año. Santander no ha concretado todavía los detalles de la emisión, algo que hará una vez se publique el folleto, pero se entiende que se compromete a recomprar esos títulos en 10 años a cambio de que los afectados no emprendan acciones legales contra el banco y mantengan la relación comercial. Este aspecto, sin embargo, es uno de los que más dudas suscita entre los abogados que llevan el caso ya que los despachos que han tenido acceso al contrato de permuta que han firmado algunos clientes latinoamericanos comentan que no incluye ese compromiso de manera formal, lo que en sus ojos supone un riesgo dada la iliquidez actual del mercado secundario de preferentes y la escasa rentabilidad anual que ofrecerán estos activos perpetuos -la más baja del mercado- cuando otras emisiones similares hoy rondan el 7%.

Santander emitirá 1.380 millones de euros en preferentes pero el coste de la operación será de sólo 500 millones de euros para la entidad. Esta diferencia se debe a que el banco entiende que el valor actual de las participaciones preferentes tendría un descuento del 60% a precios de mercado. En otras, palabras, un inversor que desee vender sus preferentes a precios de mercado no podrá recuperar ni la mitad de lo que invirtió inicialmente, siempre y cuando las pueda vender, algo difícil ya que el mercado secundario es ilíquido hoy por hoy debido a que este tipo de productos están por detrás del resto de acreedores a la hora de cobrar en caso de quiebra, lo que explica su escaso éxito en un entorno como el actual en el que el futuro del sector financiero es incierto. Por ello, en el mejor de los casos los afectados tardarán 10 años en ver el efectivo, cuando el banco les recompre las preferentes. Si no se quedarán con un producto perpetuo que renta el 2% anual.

Santander empezó a proponer la solución a clientes de Latinoamérica la semana pasada y la solución en España se comunicó oficialmente un día después de que se presentara una demanda colectiva en EE UU.

Los abogados que llevan el caso han recibido la oferta que presenta Santander con cautela ya que deja fuera a muchos afectados, incluyendo a inversores de otros fondos de Optimal o cestas de fondos. Al mismo tiempo muestran recelo por el hecho de que los inversores no recuperen su dinero en metálico de manera inmediata y se vean ligados a la entidad durante años con un producto poco líquido.

Las firmas Jausas y Zunzunegui, que representan a 100 afectados, han denunciado a la CNMV, entre otras quejas, que algunos de sus clientes contactados telefónicamente no han sido informados de que el banco no tiene obligación de recomprar las preferentes, de que el banco no permite a los clientes obtener copia del contrato y de que o firman antes del 5 de febrero o dejan sin efecto la oferta. La CNMV está estudiando la denuncia pero aún no se ha pronunciado.

Santander quiere una respuesta rápida y de momento se desconoce cuántos afectados han aceptado ya la propuesta. Cremades & Calvo-Sotelo, que representa a más de 800 afectados, ha comentado que sus clientes han sido citados entre el martes y jueves próximo para leer el contrato por primera vez y decidir si lo aceptan. Eso sí, irán acompañados de los letrados.

Claves. Una oferta con condiciones

Primera victoria Los abogados entienden la propuesta del banco como una primera victoria y un buen precedente.

Indemnización Muchos afectados prefieren aceptar a arriesgarse con un largo proceso judicial con la entidad. Otros denuncian que el acuerdo excluye recibir compensación si Santander recupera parte de lo perdido en los tribunales.

Condiciones El contrato que ofrece Santander compromete a los clientes a mantener la misma inversión que depositaron con el banco a fecha de la firma, a tener el depósito de las preferentes en la entidad y a dar preferencia a Santander como proveedor comercial.

Folleto El folleto dará las claves de la emisión pero aún no se ha registrado.