EE UU

Procter & Gamble gana un 32% más en su primer semestre fiscal

La estadounidense Procter & Gamble informó hoy de que durante la primera mitad de su ejercicio fiscal (julio-diciembre) ganó 8.352 millones de dólares, un 32% más que en el mismo periodo del año anterior.

Sólo durante el segundo trimestre fiscal (octubre-diciembre), el mayor fabricante del mundo de productos para la higiene personal y el consumo ganó 5.004 millones de dólares (1,58 dólares por acción), lo que supone un incremento del 53% respecto del mismo periodo del año anterior.

Las ganancias de la firma se vieron en parte impulsadas por la venta a JM Smucker de su negocio de café Folgers por cerca de 3.000 millones de dólares.

Esa venta de uno de los grupos cafeteros líderes en EEUU, cerrada durante el último trimestre, reportó a Procter & Gamble 0,63 de los 1,58 dólares por acción ganados en ese periodo.

"Como era de esperar, este trimestre ha sido difícil", reconoció hoy el presidente del Consejo de Administración y consejero delegado de la compañía, Alan George (A.G.) Lafley, al presentar los resultados.

Las ventas de la firma aumentaron durante el primer semestre fiscal el 3%, hasta los 41.950 millones de dólares, mientras que los ingresos obtenidos sólo en el segundo trimestre (coincidiendo con un fuerte empeoramiento de las condiciones económicas y cierta recuperación del dólar) descendieron el 3% y quedaron a 20.368 millones.

Sin embargo, en el segundo trimestre fiscal se produjo un crecimiento orgánico de las ventas (sin tener en cuenta el impacto de adquisiciones o ventas y con un tipo de cambio fijo) del 2% respecto de un año antes.

Un futuro incierto

Para el conjunto del ejercicio fiscal, que terminará al final de junio, la compañía prevé un beneficio por acción de 4,29 dólares y un crecimiento orgánico de las ventas de entre el 2% y el 5%, aunque incluido el efecto del tipo de cambio, de desinversiones y otros factores, las ventas netas podrían incluso bajar hasta un 4%.

"Prevemos que el entorno continuará siendo difícil y muy volátil, al menos a corto plazo. Nos vamos a centrar en los elementos básicos para tener éxito en nuestro negocio", añadió Lafley, quien aseguró "confiar en que la firma seguirá creciendo de forma rentable y generando valor para los accionistas a largo plazo".

Después de dar a conocer sus resultados, la compañía caía en la Bolsa de Nueva York -donde forma parte del índice Dow Jones de Industriales- el 4,8%, para negociarse en torno a 55,4 dólares por acción.