Empleo

Boeing aumenta hasta 10.000 los despidos para este año

Boeing ha decidido ampliar el ajuste de plantilla anunciado para este año, que será de 10.000 personas frente a las 4.500 previstas, tras cerrar 2008 con un recorte del beneficio del 34%. Bosch, Shop Direct o GKN también anunciaron ayer despidos.

Boeing ha decidido acometer un serio ajuste de plantilla este año. Ayer, el máximo responsable del fabricante aeronáutico estadounidense, Jim McNerney, avanzó que el recorte laboral afectará a 10.000 personas, el 6% de los trabajadores del grupo. Una cifra que más que duplica los 4.500 despidos anunciados hace sólo un par de semanas dentro del negocio de aviación comercial. McNerney señaló que los otros 5.500 afectados procederán de la división militar y de los departamentos corporativos y de servicios.

Boeing trata de hacer frente, de esta manera, a un ejercicio que se presenta complicado para el sector aeronáutico, tras cerrar 2008 con un recorte del beneficio del 34% y una caída en los ingresos del 8%.

Las cuentas del año, presentadas ayer, se vieron afectadas por la huelga de operarios que paralizó las principales fábricas del grupo en el último trimestre de 2008 y que le ha pasado una factura de 1.800 millones de dólares (1.356 millones de euros). A ello hay que añadir los retrasos adicionales tanto en el nuevo avión 787, el proyecto estrella de Boeing, como en el 747.

Shop Direct, GKN y Petrom también prescindirán de 5.500 personas

Para el ejercicio actual, el grupo estadounidense prevé entregar unos 480 o 485 aviones, frente a los 375 de 2008. El número de nuevos pedidos será inferior.

Tanto Boeing como su rival Airbus se han fijado como objetivo limitar el número de cancelaciones o aplazamientos de las entregas previstas, un hito clave porque es cuando las compañías cobran la mayor parte de los encargos. Boeing estima que tendrá que dar apoyo financiero a sus clientes por unos 1.000 millones de dólares (755 millones de euros) y considera que un aplazamiento de hasta 100 de las entregas previstas es 'gestionable', según dijo McNerney.

En cuanto al cuadro de resultados para 2009, la empresa espera situar su facturación en los 69.000 millones de dólares (52.120 millones de euros), con una generación de caja superior a los 2.500 millones de dólares (1.888 millones de euros) y una mejora del beneficio de hasta el 44%.

Ajustes en otras empresas

Boeing no fue la única gran empresa que ayer anunció más despidos. Bosch presentó unos resultados muy por debajo de lo esperado en 2008 y avanzó que plantea ajustar su plantilla para reducir costes, aunque no adelantó cifras. El grupo alemán cerró 2008 con un descenso de su volumen de negocio del 3%, hasta los 45.000 millones de euros, lo que llevó a su presidente, Franz Fehrenbach, a avanzar que reducirá la jornada laboral en Alemania y hará despidos en otros países.

Los analistas también prevén que Kodak, que presenta hoy sus resultados anuales, anuncie nuevos despidos para responder a la caída vertiginosa de la demanda, después de haber reducido su plantilla a la mitad en los últimos cuatro años.

Otras compañías sí concretaron sus ajustes laborales. Así, las británicas Shop Direct (venta por catálogo) y GKN (ingeniería aeroespacial) comunicaron que prescindirán de un total de 2.550 trabajadores, mientras que la petrolera rumana Petrom confirmó que recortará su plantilla en hasta 3.000 personas.