Consejo

Amper aplaza la elección de su presidente hasta el próximo martes

La reunión del consejo de administración de Amper concluyó ayer sin un acuerdo para el nombramiento del nuevo presidente de la compañía. La elección del máximo responsable del grupo tecnológico español quedó aplazada hasta una reunión extraordinaria que tendrá lugar el próximo martes, según explicaron ayer fuentes cercanas a Amper.

La compañía lleva sin presidente desde mediados de diciembre, cuando se formalizó la salida de su máximo responsable, Enrique Used, por diferencias con la sociedad sueca Tvikap (el mayor accionista de Amper con el 21% del capital), controlada por José Manuel Arrojo, uno de los socios financieros de Javier Tallada, principal accionista de Avánzit. Fuentes del mercado aseguraron entonces que uno de los objetivos de Tallada era hacerse con el control de Amper.

La situación del grupo se complicó cuando en diciembre el representante de Telefónica en el consejo presentó su dimisión. Un factor, que según fuentes del sector, hacía peligrar la posición de Amper como proveedor tecnológico de la operadora.

AMPER 0,27 -0,37%

En una nota enviada ayer a la CNMV, la firma aseguraba que el consejo no trató el nombramiento al no considerarse 'una cuestión prioritaria'. Los consejeros volvieron a manifestar su plena confianza en la gestión de Manuel Márquez, consejero delegado.

El consejo sí discutió el cierre provisional de las cuentas del grupo en 2008. Amper registró una facturación de 359,1 millones de euros, una cifra considerada récord por la propia firma, que supone un incremento del 16% en relación al ejercicio anterior.

Amper alcanzó un Ebitda de 33,2 millones, 'tras atender costes de indemnización por importe de 5,4 millones y así anticipar la reestructuración de la plantilla a la nueva situación económica'.