Flexibilidad

Malasia estudia reducir a tres días las semanas laborales para evitar despidos

El Gobierno de Malasia está barajando la posibilidad de permitir a las empresas del país instaurar semanas laborales de tres días para evitar despidos. La demanda de exportaciones ha caído en el páis asiático y muchas multinacionales han cerrado sus plantas.

Las exportaciones de Malasia equivalen a su PIB y éstas cayeron por segundo mes consecutivo en noviembre. Además, la japonesa Panasonic ha anunciado el cierre de sus tres fábricas en el país, mientras que la estadounidense Western Digital también cerrará una planta en la que trabajan 1.500 personas e Intel cerrará dos de sus centros de ensamblaje, según la prensa local.

"Es obligación del departamento de Trabajo garantizar que los trabajadores sean protegidos adecuadamente y al mismo tiempo las compañías no pierdan", afirmó hoy el director general de Trabajo, Ismail Abdul Rahim, en declaraciones a la agencia estatal Bernama. En este sentido, explicó que los trabajadores deberán estar de acuerdo con reducir su semana laboral a tres días.

El Gobierno malasio, que está preparando un segundo paquete financiero para impulsar la economía, insiste en que este año el crecimiento será del 3,5%, pese a las malas previsiones para las exportaciones. Sin embargo, los expertos vaticinan que Malasia caerá en su primera recesión desde 2001.

Un responsable gubernamental indicó recientemente que casi 45.000 trabajadores, en su mayoría del sector de la electrónica, podrían perder sus puestos como consecuencia del retroceso en la demanda global. Malasia cuenta actualmente con una tasa de paro del 3,3%.