Primas

Seguros de coches: saca partido a la guerra de precios

¿Guerra de precios o competencia abierta? La caída de las ventas de automóviles ha traspasado la crisis a las aseguradoras, agudizando la rebaja del precio de las pólizas para coches.

La disminución de vehículos nuevos para asegurar en el parque móvil, ha provocado que las empresas aseguradoras se enzarcen en una batalla de precios por conseguir mantener el número de primas. Según Unespa, la patronal de los aseguradores, el precio de las pólizas de automóviles "crece muy por debajo del IPC al contrario de lo que ocurre en otros sectores".

Imagine que tiene que renovar su póliza, dispone de un coche de gama media y un historial de accidentes prácticamente impoluto. La competitividad del sector llega a tal punto, que según la comparativa llevada a cabo por el comparador de seguros Asesorseguros.com ; Pelayo, Génesis, Mapfre y Allianz ofrecerían un producto similar con una diferencia de apenas 13 euros.

Pese a escasear los vehículos de nueva matriculación, en España sigue habiendo más de 20 millones de coches que necesitan de un seguro para circular, las empresas aseguradoras consideran que el mercado es suficiente para mantener los niveles facturación. En esta lucha para salir ilesos de la crisis, las aseguradoras cuentan con un aliado que les está permitiendo ajustar los precios al máximo posible: la caída de la siniestralidad. "El descenso de los accidentes ha supuesto un verdadero balón de oxígeno para la aseguradoras" añade Carlos Brüggermann, director de operaciones de Asesorseguros.com

Y es que las empresas están aprovechando cualquier disminución de los gastos para bajar aún más el precio de sus productos. La primera en desenfundar el fusil en 2009 ha sido Mutua Madrileña, la cuarta aseguradora de coches en España ha confirmado que los precios de sus pólizas bajarán un 6% de media en 2009.

La competencia no le va a la zaga y en Mapfre el 65% de los asegurados se podrán acoger a unas reducciones del 4% de media en 2009. El resto de las compañías, aún inmersas de lleno en la campaña de resultados, no desaprovecharán el momento para anunciar rebajas en las tarifas o novedades en las formas de pago.

Una batalla de precios con solera

La competencia entre aseguradoras tiene su origen en 2003, cuando las pólizas de coches comenzaron a crecer por debajo de la inflación. Desde Unespa, señalan que "esto sólo ocurre en las aseguradoras, pues otras empresas vinculadas con los automóviles como los talleres o los fabricantes de repuestos se rigen por el IPC general o incluso por encima".

Desde que a principios de verano de 2008 la venta de automóviles entrará en caída libre, las aseguradoras han tenido que agudizar el ingenio para facilitar el pago de las pólizas. "Una de las medidas más innovadoras es el pago por meses, una medida que ha tenido una muy buena acogida entre nuestros nuevos clientes" comenta María Dolores Dancausa, consejera delegada de Línea Directa.

La batalla por mantener las primas se ha recrudecido a partir del último trimestre de 2008, después de que el negocio del seguro en el ramo de coches cayera por primera vez desde principios de los años noventa.