Reestructuración en el motor

Hyundai pagará hasta un año de cuotas del coche de los clientes que se queden en paro

Los fabricantes de automóvil agudizan el ingenio para poder vender coches en el mercado español. La distribuidora española de los modelos de la compañía coreana asumirá el pago del 100% de la cuota mensual del vehículo, con un máximo de 600 euros al mes, durante 12 meses (un máximo de 7.200 euros) de los clientes que se hayan quedado en paro o que estén incapacitados de forma temporal. La distribución de los coches de la firma corre a cargo de Bergé Automoción, la mayor importadora privada de España.

El director general de la firma, Diego Gutiérrez-Colomer, explicó en el transcurso de una rueda de prensa que abonará durante un máximo de un año los recibos de los clientes que tengan que dejar de trabajar. Esta oferta estará disponible tanto para las personas que hayan financiado el coche como las que pagaron al contado. Si la modalidad es esta segunda, la marca abonará 350 euros al mes durante un año.

Esta oferta será posible gracias a una póliza de seguros que contratará la propia Hyundai España a través de la aseguradora francesa CNP Assurances intermediada a través de Bergé y Asociados, la correduría de grupo. Gutiérrez Colomer no facilitó ayer el importe total que supondrá la operación para Hyundai. Colomer, eso sí, indicó que los clientes que se beneficien de esta medida no tendrán que realizar ninguna aportación económica ni verán incrementado el precio de su vehículo, que debe ser adquirido a partir del próximo 1 de febrero.

'La necesidad de comprar un coche sigue estando ahí, pero la decisión de compra se pospone por la falta de confianza de los consumidores', añadió el directivo, al tiempo que destacó que no prevén aumentar ventas con esta medida, sino ayudar a los clientes que ya querían comprar un coche. Las ayudas se extenderán a autónomos y funcionarios de las Administraciones Públicas, que presenten certificados de incapacidad o por accidente, reconocidos administrativamente a partir de 30 días en el primer caso o a partir de la entrada en vigor de la ayuda en el segundo.

Para acogerse a esta iniciativa, eso sí, los clientes que tengan que dejar de trabajar deberán llevar un mínimo de seis meses en el mismo empleo y tendrán que permanecer en la situación de desempleo un mínimo de 60 días, mientras que el periodo será de 30 días por incapacidad. Los clientes que queden incapacitados para el trabajo por accidente no tendrán periodo de carencia.

Nuevos modelos

En declaraciones a Europa Press, Colomer señaló que para este año la firma prevé mantener las mismas cifras de ventas que en 2008, lo que supondría aumentar su cuota, a pesar de que la marca espera una caída del mercado del 16% en 2009.

Para ello, la enseña cuenta con el lanzamiento de su nuevo i20, que se venderá en España a partir de Semana Santa, y más adelante con la llegada del nuevo todoterreno ix55.