Aeronáutica

La crisis obliga a la Junta de Andalucía a liderar el grupo aeronáutico Alestis

La crisis de la firma de componentes del automóvil Ficosa ha obligado a la Junta de Andalucía a rediseñar el accionariado del nuevo contratista aeronáutico Alestis, que nacerá liderado por el propio Gobierno andaluz y no con mayoría de Ficosa y Alcor. La parte pública, las cajas andaluzas y las empresas privadas se repartirán cada una un tercio del capital, que rondará los 100 millones.

La crisis se ha cruzado en la ya de por sí larga y compleja operación de creación de Alestis, la empresa auspiciada por la Junta de Andalucía que aspira a ser el primer contratista aeronáutico español. El bloqueo que sufría el proyecto derivado de los problemas de liquidez de Ficosa, la empresa catalana que iba a tomar la mayoría de la andaluza Sacesa junto a la vasca Alcor tras una ampliación de capital de 100 millones, ha obligado a la Junta a cambiar el rumbo y tomar el protagonismo de la operación, según adelantó ayer el Ejecutivo de Manuel Chaves.

La propia EADS, que participa en Sacesa y lo hará en Alestis, había exigido la definitiva puesta en marcha del grupo para garantizar la realización del contrato ya adjudicado a Alestis de la panza del avión A350, que supone 1.000 millones de euros y la creación de entre 1.000 y 1.200 empleos. La mayoría de ellos se concentrarán en la planta que el consorcio abrirá en la antigua fábrica de Delphi en Puerto Real (Cádiz). Aunque el Gobierno andaluz se había reservado en principio una presencia testimonial en Alestis, en el nuevo diseño tomará un tercio de la nueva empresa tras aportar 25 millones de euros y su actual participación en Sacesa, según adelantan fuentes financieras y empresariales. De los socios financieros iniciales, se apean del proyecto Caixa Catalunya y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF), mientras que las cajas andaluzas aportarán en total 30 millones y acumularán otro tercio del capital. Cajasol y Unicaja acudirán con 20 millones cada una y el Banco Europeo de Finanzas sumará otros diez.

Las empresas Ficosa, Alcor y EADS poseerán el último tercio del capital, aunque EADS ha ofrecido su participación a la industria auxiliar andaluza. La firma catalana, según las mismas fuentes, podría aportar unos 15 millones de euros, mientras que Alcor contribuiría con sus fábricas aeronáuticas. Con estas aportaciones, la sociedad, cuyos detalles serán presentados hoy por el consejero de Innovación, Francisco Vallejo, nacerá con un capital cercano a los 100 millones de euros que le permitirá abordar los importantes contratos aeronáuticos que tiene a la vista.

Así, Ficosa, que mantiene bloqueada la refinanciación de su deuda, quedaría en minoría en la nueva Alestis frente a un proyecto inicial que la alzaba como primer accionista. En el diseño ahora descartado, Ficosa y Alcor hubieran entrado en Sacesa con el 51% de capital tras formar una sociedad conjunta liderada por la catalana. Previamente, las entidades de crédito catalanas y las andaluzas debían ejecutar una ampliación de capital en Ficosa de 100 millones de euros, mientras que la Junta se reservaba una participación del 1% para garantizar la sede andaluza de Alestis. Unicaja y Cajasol siempre se habían mostrado reacias a entrar en el nuevo grupo de forma indirecta a través del capital de Ficosa. De hecho, a final de año, cuando ambas entidades aprobaron su presencia la condicionaron a que se alcanzará un acuerdo global sobre la deuda de Ficosa. Este acuerdo sigue sin llegar, pero Alestis ya no puede seguir aguardando para remontar el vuelo. Está previsto que la empresa empieza a operar en los próximos días.

España 'estudiará' si financia a Airbus

El Ministerio de Industria ha seguido 'con interés' la decisión de Francia de inyectar 5.000 millones de euros a la banca para que apoyen a los clientes del sector aeronáutico, especialmente de Airbus y de su matriz EADS, y 'estudiará' la petición del consejero delegado del grupo, Louis Gallois, para que España haga algo similar. Esa es la versión oficial. Sin embargo, fuentes próximas al Gobierno ven bastante improbable que, finalmente, se vaya a tomar una medida similar de apoyo al sector aeronáutico.

El diario galo Le Figaro publicó ayer una entrevista en la que Gallois expresaba su satisfacción por la inyección financiera impulsada por el Ejecutivo de Nicolas Sarkozy y añadía que esperaba 'que el resto de países implicados' hicieran lo mismo, en referencia a España, Alemania y Reino Unido, los otros tres socios clave del consorcio aeroespacial.

A juicio del consejero delegado de EADS, los 5.000 millones servirán para asegurar que se mantengan un número 'significativo' de las entregas de aviones previstas para este año, una de las principales preocupaciones de su filial aeronáutica Airbus, que espera colocar unos 450 aparatos. Los analistas del sector prevén que un 10% de las entregas planeadas por Airbus y Boeing para este ejercicio sean canceladas o aplazadas. Según sus estimaciones, las necesidades financieras de las aerolíneas para poder cumplir con los contratos de compra firmados rondan los 25.000 millones de dólares (18.995 millones de euros).

Quien sí parece que va a seguir el ejemplo galo es Alemania. El Gobierno de Angela Merkel mantiene conversaciones con los bancos para que faciliten créditos a los clientes del sector aeronáutico, con el respaldo de garantías del Estado, informa Reuters. En el plazo de un mes podría haber medidas concretas.