Anuncio

Texas Instruments suprimirá 3.400 empleos tras la caída de su beneficio

Texas Instruments, uno de los mayores fabricantes de chips para teléfonos móviles y otros productos electrónicos, anunció hoy que eliminará 3.400 puestos de trabajo para recortar sus costes y tratar de mantener su beneficio, que en el último año se redujo un 27,7%.

La compañía detalló hoy que durante 2008 ganó 1.920 millones de dólares, frente a los 2.657 millones que acumuló un año antes, debido a la caída de la demanda de sus productos por parte de los fabricantes de aparatos electrónicos.

Solo en el último trimestre del año la firma vio cómo su resultado era siete veces inferior al obtenido en el mismo periodo de 2007, ya que pasó de 756 a 107 millones de dólares.

Los ingresos de la firma cayeron tanto en el conjunto del año, cuando descendieron el 9,6% y quedaron en 12.501 millones de dólares; como en el cuarto trimestre, cuando descendieron un 29,9% y quedaron en 2.491 millones de dólares.

Para hacer frente a la caída de los resultados y de la demanda de sus productos, especialmente en la recta final del año, la compañía anunció también hoy que reducirá su plantilla en un 12% a través de 1.800 despidos y 1.600 bajas voluntarias.

Ello implicará un gasto adicional de unos 300 millones de dólares, pero una vez implementado y sumado a otras iniciativas ya puestas en marcha, la compañía calcula que podrá recortar sus gastos en 700 millones de dólares anuales.

Texas Instruments cayó ayer en Wall Street, antes de presentar sus resultados, un 1,47%, para cerrar la sesión a 14,77 dólares por título, aunque en las operaciones que tienen lugar tras el cierre del mercado subían un 4,94% y se negociaban a 15,5 dólares.