Energías alternativas

Capital Energy se apoya en la energía solar hasta que la eólica marina pueda crecer

Capital Energy no abandona sus proyectos de energía eólica marina en España, donde tiene una cartera de 1.734 MW. Sin embargo, a la espera de que se determine la regulación, apoyará su crecimiento en la energía solar y en la eólica terrestre.

Capital Energy se apoya en la energía solar hasta que la eólica marina pueda crecer
Capital Energy se apoya en la energía solar hasta que la eólica marina pueda crecer

La empresa de energías renovables Capital Energy no ceja en su empeño en convertirse en uno 'de los líderes de la energía eólica marina'. La compañía cuenta con una cartera de instalaciones en esta fuente renovable de 1.734 MW, 'en proyectos repartidos en diferentes zonas del litoral español, a diferencia de otras compañías que han apostado únicamente por la zona de costa', explican desde la empresa.

Sin embargo, tal y como asume José Espinosa, director general corporativo de Capital Energy, 'no empezaremos a construir este año'. La regulación definitiva para esta energía está parada en su tramitación en el Gobierno, 'pendiente de un estudio de impacto medioambiental de las costas españolas', explica Espinosa, que estaba previsto para finales del año pasado y que aún no se ha hecho público.

'El Ministerio de Industria es el que tiene que decir cuál va a ser el camino', afirma el directivo. 'Hasta entonces, no sabremos cuántos de nuestros proyectos serán posibles. Las condiciones regulatorias que se fijen harán viables o no ciertas zonas', explica Espinosa.

La energía eólica marina no está, de todos modos, muy extendida. 'Sólo hay instalados entre 1.000 y 1.500 MW de esta energía en todo el mundo', detalla. 'La instalación de cada MW eólico offshore cuesta entre 2,7 millones y tres millones de euros frente los MW eólicos terrestres, que cuestan alrededor del millón de euros', afirma. La prima que el Gobierno otorga a esta energía ronda los 170 euros por MW.

El directivo aún no puede precisar qué inversión necesitará la empresa para sus proyectos. 'Depende de la cantidad de instalaciones que nos permitan hacer', dice. 'Son proyectos a medio y largo plazo. Desde que den el pistoletazo de salida a los proyectos hasta que los parques offshore se pongan en marcha, pasarán dos o tres años', valoró Espinosa

Mientras el escenario para la energía eólica marina se despeja, la empresa apoya su actividad para esta año 'en mantener trabajando en paralelo todas las líneas de negocio de la empresa', afirma. En energía eólica terrestre, la compañía estima que construirá 'unos 80 MW en instalaciones en España, que empezaremos a levantar a partir de la segunda mitad de año'. La energía solar, tanto fotovoltaica como termosolar, será otro de sus pilares fundamentales de crecimiento. Espinosa asegura que manejan una cartera de proyectos de 25 MW en energía solar fotovoltaica para desarrollar en este año y plantean construir otros 100 MW entre 2010 y 2012.

Capital Energy está promocionando seis proyectos de energía termosolar para 2013. Espinosa considera que 'hay dos plantas de 50 MW cada una que están especialmente avanzadas' y que podrían estar listas durante este año.

En busca de los mercados menos desarrollados

La presencia internacional de Capital Energy gana importancia. Aunque los responsables de la compañía descartan hacer públicas sus cifras de ingreso 'porque aún no son una foto adecuada del valor de la compañía, hasta que no se pongan en marcha los parques', los directivos pretenden que 'la actividad internacional tenga una presencia significativa en las cuentas, entre un 5% y un 10% del total'. De momento, Capital Energy se ha establecido en México, Chile, Rumanía y Polonia aunque la labor que hacen ahora es 'analizar los mercados y establecer los equipos locales', según estiman. Espinosa descarta que estén interesados en más mercados. 'Tenemos mucho trabajo que hacer. En Rumanía, por ejemplo, no hay MW eólicos', afirma.