Normativa

La CE estudia endurecer la norma sobre fondos de inversión tras el escándalo de Madoff

La Comisión Europea estudia endurecer la normativa comunitaria sobre fondos de inversión, para garantizar de manera efectiva que los inversores, en todos los estados miembros, pueden recuperar sus fondos cuando lo deseen.

El Ejecutivo de la UE ha respondido así a una petición de la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, quien constató tras el estallido del escándalo Madoff que la protección de los inversores no es igual en todos los países comunitarios.

La directiva sobre fondos de inversión en valores mobiliarios (UCITS, en sus siglas en inglés) establece, de forma general, la responsabilidad de los depositarios de custodiar los fondos que reciben y también su obligación de rendir cuentas en caso de negligencia o mala gestión.

La Comisión incide en que el marco regulatorio ha demostrado resistencia durante la crisis financiera, aunque cuatro fondos europeos (de un total de 30.000) que habían invertido en entidades vinculadas al financiero Bernard Madoff (acusado de haber estafado alrededor de 50.000 millones de dólares mediante un esquema piramidal) han perdido en torno a 1.600 millones de euros.

Según el Ejecutivo de la UE, las pérdidas han afectado a inversores y a fondos de toda la UE que habían colocado su dinero en esos cuatro fondos y los estados miembros encargados de la supervisión de éstos últimos están ahora evaluando la responsabilidad de los depositarios.

En cualquier caso, el comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, anunció hoy, en un comunicado, que va a revisar cómo aplica la norma comunitaria cada estado miembro para identificar si en algún caso queda diluida la responsabilidad de los depositarios.

McCreevy aseguró que, si es necesario, tomará medidas para clarificar la asunción de responsabilidades o, incluso, para armonizar aún más la legislación dentro de la UE.

Bruselas ya ha detectado "diferencias" en la manera en que las exigencias de la directiva se han trasladado a las legislaciones nacional y, en concreto, sobre si el depositario está obligado a mantener los activos bajo su control (para poder devolverlos al inversor en cualquier momento) o si sólo debe encargarse de "vigilarlos".

Prestará atención a la figura de los subcustodios, a los que, en algunos países, los depositarios de los fondos pueden trasladar la responsabilidad de custodiar el dinero.