_
_
_
_
_
Inmobiliaria

El gigante inmobiliario Hines capea la crisis en España

Apuesta por fondos de inversión y gestión de proyectos para terceros.

Noticia: una inmobiliaria que opera en España asegura que las cosas no le van tan mal y que se encuentra en una posición 'fuerte' para capear el temporal. José Antonio León, director general del grupo estadounidense Hines en España, afirma que la multinacional aguantará esta crisis 'por su fortaleza' aunque recuerda que ahora mismo 'nadie es inmune'.

El grupo estadounidense, fundado en 1957, cuenta con 3.700 empleados repartidos por sus oficinas en 16 países y 100 ciudades. Los activos que gestiona tienen un valor de 42.000 millones de dólares. A principios de los años noventa la multinacional decidió coinvertir en fondos inmobiliarios con grandes instituciones como el fondo de pensiones Calpers o las compañías Texaco o General Motors. En la actualidad participa en 27 vehículos de inversión.

Desde las oficinas del grupo en España, situadas en Torre Espacio, uno de los cuatro rascacielos construidos sobre los antiguos terrenos de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, es posible observar la zona sobre la que está planeada la conocida como Operación Chamartín, que por su complejidad y el tipo de edificios que contempla construir -rascacielos, centros comerciales, viviendas- podría interesar al mismo Hines. Si fuera posible girar un poco Torre Espacio sobre su base también se observaría desde las oficinas de la compañía cómo se encuentran las obras de Zielo Shopping Pozuelo, un centro comercial que Hines construye con una inversión superior a los 100 millones.

'Estaba mal visto no ser sofisticados financieramente hablando'

También desde las oficinas de Hines en Torre Espacio es posible ver cómo semana tras semana cuelgan de las fachadas de numerosos edificios el cartel de se vende. La crisis inmobiliaria, tan virulenta en España y en Estados Unidos, ¿cómo ha afectado al grupo estadounidense y a sus pretensiones en España? José Antonio León considera que el grupo tiene mecanismos de defensa para paliar los efectos de la caída del negocio inmobiliario. 'Hines tiene una sólida posición financiera, pero ahora mismo sería irresponsable decir que una corporación inmobiliaria es inmune a la crisis. Hines no es inmune, pero está muy bien preparada y aguantará esta crisis por sus fortalezas', dice.

El director general de Hines España explica los motivos por los que considera que el grupo está preparado para resistir los malos tiempos. Por un lado, por los filtros que cualquier operación inmobiliaria planteada debe superar en el grupo. 'Si considero que una operación es interesante se informa de ella y pasa por el comité de inversión donde también participa Houston como eje central en la toma de decisiones'. El control de varios directivos sobre las operaciones planteadas 'fortalece la operación porque enriquece las visiones', destaca.

Por otro lado, Hines se ha mantenido fiel a ciertos principios empresariales defendidos por su fundador, Gerald Hines. Entre ellos, los de no incurrir en una deuda elevada o el rechazo a convertirse en una compañía cotizada.

'Hines no es una compañía estridente', comenta León. 'Hace unos años decir que no eras sofisticado financieramente hablando era una locura, decir que no tomabas deuda mezzanine, tramos senior, junior debt... incluso estaba mal visto decir que no querías que tu endeudamiento no superara el ratio del 60% o del 70% en comparación con el valor de tus activos', recuerda el directivo.

En España Hines 'se está defendiendo mejor de la crisis porque no ha entrado en un solo sector afectado como el suelo', asegura. 'Vamos a ir paso a paso, negocio a negocio, mediremos muy bien los riesgos', subraya. 'Ahora tienes que ver muy bien quiénes serán tus inquilinos; la financiación va a ser escueta y cara y es posible que los inversores que van a comprar tu producto pidan una rentabilidad todavía más alta al final del proceso', explica. 'Es un momento de riesgo pero también de oportunidades'.

De Diagonal a Zielo Shopping Pozuelo

Hines irrumpió en España a mediados de los años noventa. Lo hizo para participar en una obra fundamental en el desarrollo de Barcelona, el proyecto urbanístico de Diagonal Mar. La obra supuso transformar una zona industrial en un nuevo barrio residencial con 1.400 viviendas, con el mayor centro comercial de Cataluña y con el tercer parque público con el que cuenta ahora la ciudad. En la zona se han construido hoteles y edificios de oficinas. Tras esa gran obra Hines ha extendido su negocio por Madrid, Málaga y ha permanecido en Barcelona. En la capital española construye el centro comercial Zielo Shopping Pozuelo y es propietario de un edificio residencial situado a escasos metros de la Plaza Independencia. Es impulsor del proyecto Tripark Las Rozas, un edificio de oficinas con tres bloques independientes situado en el parque empresarial de la localidad madrileña. También en Madrid es responsable de la construcción del edificio Pórtico, sede del grupo Marsans. En Barcelona es propietario de un inmueble adyacente a la Casa Batlló y en Marbella promueve 170 apartamentos de alto nivel.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_