Moda

Manuel Jove se hace con el 92,5% de Caramelo y replantea su estrategia

Manuel Jove sigue los pasos de Amancio Ortega y se hace con el control de uno de los principales grupos textiles gallegos. El fundador de Fadesa ha elevado su participación en Caramelo hasta el 92,5% del capital. A partir de ahora, la cadena de moda se replanteará su estrategia ante las pérdidas que arrastra.

Manuel Jove se ha hecho con el control del grupo textil Caramelo. Aunque ya estaba presente en el capital de la empresa gallega, el ex presidente de Fadesa se ha convertido en el indiscutible accionista de referencia, al elevar su inversión hasta el 92,5%. La operación se ha realizado a través de su vehículo inversor, la sociedad Inveravante, y se ha llevado a cabo mediante la compra de los títulos que permanecían en manos de las dos familias fundadoras, Caramelo y Gestal.

El empresario gallego entró en el capital de la enseña de moda en junio de 2007 junto al fondo de capital riesgo Sodiga, el brazo inversor de la Xunta gallega. Entonces, Jove se hizo con el 37,7% y Sodiga con el 7,6% a través de una ampliación de capital de 19 millones de euros, además de la aportación de una línea de crédito de 11 millones. En concreto, Inveravante invirtió hace dos años 15,8 millones de euros. Sin embargo, la sociedad de inversión no desvela el importe de la operación anunciada ayer, ya que no lo estima 'relevante' debido a la diferente situación de mercado y al cambio de valoración de la sociedad, dados los malos resultados que arrastra en los último años.

A la espera de conocer las cifras de 2008, la compañía arrastra del ejercicio previo unas pérdidas de alrededor de 20 millones de euros y una reducción de ingresos del 10%, ya que en 2007 rondaron los 70 millones. Unas cifras que, a tenor del frenazo del consumo durante los últimos meses, se han traducido en un incremento de los números rojos de la sociedad.

Para cambiar esta situación, la entrada de Inveravante en Caramelo se traducirá en la elaboración de una nueva estrategia para la sociedad, aunque la firma de inversión de Manuel Jove no desvela cuáles serán las líneas que se seguirán en esta reestructuración. Por el momento, fuentes de Inveravante sólo señalan que Caramelo necesita 'cambios en profundidad en todas sus áreas'. De esta manera, el futuro de la compañía pasará, previsiblemente, por cambios tanto en sus productos, como en el marketing, en la expansión y el número de establecimientos ya en marcha.

Además, Caramelo podría abordar una reconversión de su estructura productiva. En las últimas semanas se ha especulado con la posibilidad de que la enseña textil realizase una reducción de personal de más de 100 empleados. Sin embargo, desde Inveravante reconocen que por, el momento, no hay planes concretos en cuanto a recortes de plantilla, a la espera de definir cómo será la estrategia para los próximos años.

Lo que sí ha definido Caramelo es su nuevo equipo directivo. Estará encabezado por Fernando Mauro Arranz, que hasta ahora era el consejero delegado de Coronel Tapioca y partir de ahora ocupará la dirección general del grupo gallego. Además, el nuevo responsable ejecutivo de la firma textil, fue director en Francia y Bélgica de Induyco (que comparte sus principales accionistas con El Corte Inglés). Caramelo asegura que su objetivo es reforzar las áreas financiera, comercial, de producto, marketing y sistemas. 'Caramelo inicia los pasos para convertiste en una compañía líder en su sector, con el objetivo de mejorar la rentabilidad a través de una adecuada eficiencia y la optimización de procesos', asegura la compañía.

Tres años de continua reconversión

La reestructuración de Caramelo viene de lejos. Ya en 2006, la compañía textil puso en marcha 'la externalización de la producción, de la logística y la verticalización de los talleres exteriores', según constaba en su memoria de 2006, la última que figura en el registro. Ese ejercicio lo cerró con unas pérdidas de 3,45 millones, que incrementó hasta 20 en sólo un año. 2005 fue su último año con beneficio, 0,26 millones.