Negociación

Iberia y el Sepla alcanzan un preacuerdo para la renovación del convenio colectivo

La dirección de Iberia y los representantes del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) alcanzaron hoy un preacuerdo para la renovación del convenio colectivo, según informó la compañía aérea.

Iberia
Iberia

Este preacuerdo, que tendrá que ser aprobado por votación por la asamblea de los pilotos, recoge la retirada de los expedientes abiertos a 41 pilotos por secundar la huelga, según informaron a Europa Press fuentes del Sepla. Asimismo, contempla mejoras en materia salarial, de productividad, de atención al cliente y protección del empleo, así como la prolongación de la vida profesional del piloto.

Para la compañía presidida por Fernando Conte, este preacuerdo supone "acabar con un periodo de desencuentros que duraba diez años y que será positivo para los pilotos y para la compañía, así como para los clientes, resto de empleados y accionistas", indicó Iberia.

En cuanto a los puntos del preacuerdo, el borrador contempla una subida del 2,7 por ciento para este año en materia salarial, un aumento de acuerdo al IPC para el pasado año, un incremento del 2,3 por ciento (la mitad del IPC) para 2007 y congelación de sueldos para 2005 y 2006.

Sobre la prolongación de la vida profesional de los pilotos, Iberia y Sepla acordaron adecuar el convenio a la legislación vigente para incrementar hasta los 65 años la edad en la que se permite seguir volando, con una reducción de la actividad del 50 por ciento a partir de los 60 años.

En este sentido, el expediente de regulación de empleo (ERE) que actualmente está en vigor para el resto de colectivos será también de aplicación voluntaria al colectivo de pilotos.

En el preacuerdo sellado hoy se añade también un anexo sobre protección del empleo (el conocido como Anexo 14) en el que se especifica que los pilotos de Iberia realizarán los vuelos de largo radio que se produzcan en el hub (aeropuertos que operan para larga distancia, con aviones de gran capacidad) de distribución de Iberia, así como los que alimentan aquéllos.

Además, se fijan las condiciones para regular la operación con código Iberia y determinados códigos compartidos y se subraya que puede crecer esta operación en función del crecimiento que tenga Iberia.

Respecto a las reivindicaciones sobre productividad, el preacuerdo contempla la unificación de las flotas de A340 y A330 (que llegarán en el futuro) y la consiguiente flexibilidad para la operación de vuelo, así como que los vuelos a Nueva York y Buenos Aires se efectúen con dos y tres pilotos, respectivamente. Asimismo, recoge que, en determinados vuelos como Dakar y Lagos, se acepte llegar a los tiempos de actividad de vuelo que marca la actual legislación.

En cuanto a medidas encaminadas a mejorar la protección del cliente, el principio de acuerdo incluye medidas encaminadas a facilitar el servicio que la compañía presta a sus pasajeros, así como la recomendación del Sepla a todos sus afiliados para que, en situaciones de complicaciones aeroportuarias o meteorológicas, se pueda prolongar la actividad de vuelo dentro de los márgenes marcados por la ley y garantizando la seguridad de la operación, con el fin de asegurar que los clientes puedan llegar a su destino.