Energías renovables

Las empresas españolas, a la espera del plan de estímulo de Obama

El plan de estímulo que quiere poner en marcha Barack Obama para recuperar la economía de su país representa una gran oportunidad para las empresas españolas, fundamentalmente en el sector de las energías renovables y de las infraestructuras, según el titular de la Cámara de Comercio Americana en España, Jaime Malet.

Así lo asegura el empresario en declaraciones a Europa Press con motivo de la visita que realiza estos días a Estados Unidos, en la que ha tenido ocasión de asistir en directo a la toma de posesión de Obama en las escalinatas del Capitolio y de mantener un encuentro con el nuevo secretario de Transportes, Ray Lahood , entre otras personalidades.

"Creo que las empresas españolas van a estar muy bien ubicadas, sobre todo en el sector de las infraestructuras y de las energías renovables", afirma Malet, quien recuerda que cuando hace cinco años fue designado para presidir la Cámara casi no había inversión española en el país y en la actualidad España es el primer inversor extranjero en energías renovables de Estados Unidos.

800.000 millones de dólares

El empresario está convencido de que el Congreso estadounidense aprobará pronto, "quizá en unas semanas", el plan de estímulo de Obama que pondrá a disposición de la nueva administración más de 800.000 millones de dólares para sacar a flote la economía del país, que atraviesa una de sus peores crisis de las últimas décadas.

El paquete de medidas, conocido bajo el nombre de Plan de Recuperación y Reinversión, fue presentado hace unos días por los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y prevé que se destine un 60 por ciento de los recursos a inversiones públicas y ayudas a los estados y el 40 por ciento restante a la rebaja fiscal prometida durante la campaña.

Empresas como Gamesa, Acciona, Iberdrola o Abengoa y los bancos y constructoras españoles presentes en Estados Unidos están cada vez mejor posicionadas, a través de diferentes proyectos de colaboración público-privada, y para el titular de la AmCham Spain eso debería dar paso a la entrada en el país de otros sectores, incluidas las pymes españolas.

"España debe hacer los deberes"

Preguntado por los principales desafíos en las relaciones comerciales bilaterales a partir de la toma de posesión de Obama, el empresario asegura que hay que seguir trabajando para captar más inversiones estadounidenses, potenciar la presencia española en el país, y aumentar la colaboración empresarial entre ambos países.

Es importante que el Gobierno "haga bien sus deberes", apunta Malet, para quien es "vital" que España se sepa "vender" como país receptor de inversiones ya que muchas empresas estadounidenses "van a sufrir" por culpa de la crisis y algunas tendrán que hacer recortes por lo que hay que trabajar para evitar que nuestro país se vea lo menos afectado posible.

Para el empresario la otra "asignatura pendiente" es potenciar la cooperación entre las empresas españolas y estadounidenses en otras partes del mundo, con América Latina en el punto de mira como ya está ocurriendo en estos momentos, pero también en otras regiones como el Magreb o en Africa Occidental.