Mercados

El Ibex pierde un 10% en lo que llevamos de año por culpa de la gran banca

Cuando el pesimismo campa a sus anchas, lo que en otras ocasiones es motivo de celebración, hoy se espera con números rojos. La toma de posesión de Obama como nuevo presidente de Estados Unidos ha quedado eclipsada por ventas adicionales en el sector bancario. El selectivo español no ha podido mantener el tipo y ha dicho adiós con un descenso del 2,57%, ampliando sus pérdidas anuales hasta el 10%. (Ver gráfico detallado).

De primer plato, pesimismo. De segundo, volatilidad. Y de postre: la toma de posesión de Barack Obama como presidente de Estados Unidos. Tras dejar atrás una sesión en la que la festividad de la Bolsa de Nueva York no evitó al Ibex ahondar en los números rojos, la tónica ha sido muy parecida. De esta manera, con o sin Wall Street, el resultado ha sido el mismo. El selectivo español ha echado el cierre a la jornada con un retroceso del 2,57%, situándose así en los 8.276 puntos. Desde que comenzó el año, pierde ya un 10%.

Pero no ha sido el único que ha sido objeto de venta. En el Viejo Continente, la incertidumbre que ha llevado a las principales plazas bursátiles a pasar del rojo al verde durante la mañana se ha saldado al cierre con descensos generalizados, de manera que el Ftse londinense ha restado un 0,42%, el Cac parisino ha perdido un 2,15% y el Dax de Fráncfort lo ha hecho en un 1,77%.

A la espera de que se produzca la investidura de Obama, los expertos de Banco Urquijo explican que "las perspectivas de fondo para los mercados financieros no varían, pero cabe esperar que la histórica toma de posesión esta tarde pueda justificar cierta recuperación a corto plazo de las cotizaciones bursátiles. En el caso del Ibex, esa recuperación podría llevarle a referencias próximas a 8.900. Sin embargo, resulta poco probable que el efecto investidura pueda llegar a mucho más. El riesgo de decepción es muy alto, dadas las casi irracionales expectativas puestas sobre esta nueva presidencia. Seguimos asignando una alta probabilidad a la posibilidad de próximos recorridos hacia mínimos".

Y es que, en una nueva jornada de presentación de resultados, como los de Johnson & Johnson, IBM o State Street, el panorama ha vuelto a dejar poco lugar a la esperanza. Y es que el nuevo rescate bancario que llevará a cabo Reino Unido y las pérdidas con las que prevé cerrar el ejercicio Royal Bank of Scotland han continuado acechando a unos inversores reacios a confiar en el sector financiero.

En consecuencia, los bancos han vuelto a ser el principal foco de venta. Mientras que Europa, Société Générale, BNP Paribas o Fortis se han situado en la parte baja de la tabla, en el mercado español, Santander y BBVA, las dos grandes entidades del selectivo Ibex 35, han retrocedido un 7,57% y un 5,81% respectivamente, convirtiéndose en el principal lastre del índice.

Otros bancos medianos, como Banesto, que se ha dejado un 8,24%, o Popular, que ha restado un 4,58%, también han retrocedido posiciones, después de que las declaraciones del consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, que ha señalado que no descarta una intervención del Estado en el capital de las entidades financieras españolas, hayan añadido más pesimismo al sector.

Las empresas de Sánchez Galán, farolillo verde

En el otro lado de la moneda, sin embargo, Iberdrola, que se ha apuntado un 2,01%, e Iberdrola Renovables, que ha sumado un 1,63% en una jornada en la que Goldman Sachs ha recortado el precio objetivo para otras compañías del sector como Abengoa o Gamesa, se han situado en la parte alta de la tabla. Criteria, que ha ganado un 1,12%, también ha visto hoy el lado bueno de los ahorradores.

En el mercado de divisas, el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,2930 dólares, mientras que el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza a 45,33 dólares.