Convenio

Industria prevé que el plan Renove del turismo cree unos 15.000 empleos

Los 400 millones de euros que se pondrán a disposición del sector turístico español servirán para crear unos 15.000 empleos, según las estimaciones del Gobierno. Se trata de un plan de préstamos dirigido principalmente a pymes.

El plan Renove turístico que impulsa el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio creará en torno a 15.000 empleos, según las estimaciones de dicho departamento. El ministro Miguel Sebastián; el Secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida; y el Presidente del ICO, Aurelio Martínez, firmaron ayer un convenio que permitirá dotar de 400 millones de euros al sector turístico español, ante la presencia de las asociaciones más importantes del sector.

Durante su intervención, el ministro señaló la importancia de liberar recursos a favor de las empresas, ampliando sus posibilidades de financiación y acceso al crédito. Este tipo de medidas supone 'dar oxígeno a la economía ayudando a una rápida recuperación económica', según informó ayer Industria.

Esta línea de actuación actuará a corto plazo arrastrando a otros sectores como el de la construcción y su industria auxiliar, creando empleo e impulsando el efecto arrastre del turismo. Se estima que el plan contribuirá a la creación de unos 15.000 empleos. 'A medio plazo mejorará el atractivo de nuestra industria turística, potenciando la sostenibilidad, el ahorro energético, el respeto al medio ambiente, la implantación de nuevas tecnologías, la accesibilidad y la mejora de los sistemas de gestión y comercialización turística directa'. 'Gracias al ICO, en una etapa de contracción del crédito, las ayudas a las pymes turísticas podrán hacer frente a sus planes de futuro en un entorno difícil, exigente y altamente competitivo', continúa Industria.

Este plan de préstamos, dirigido especialmente a pymes, es un plan flexible para impulsar la rehabilitación de los establecimientos turísticos, 'cuyo resultado redundará en la mejora de la calidad y la sostenibilidad de las infraestructuras turísticas'. A la vez se inyecta liquidez al sistema financiero, según Industria.

Se financiarán aquellas inversiones que contribuyan a incrementar el valor añadido del producto, teniendo en cuenta, además, inversiones para mejorar la sostenibilidad de los establecimientos en especial para el ahorro energético y la conservación y mejora del medio ambiente, inversiones encaminadas a la implantación de sistemas de calidad, la mejora de la accesibilidad y la implantación de nuevas tecnologías.

A su vez, el plan propiciará un efecto anticíclico como consecuencia de la inversión pública y la privada inducida, tanto directamente sobre el sector de la construcción, como indirectamente sobre las industrias auxiliares.

Los beneficiarios del plan, que entró ayer en vigor y se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2009, podrán ser tanto empresas de establecimientos hoteleros, apartamentos turísticos, campamentos turísticos y alojamientos rurales como empresas de restauración, de oferta turística complementaria o agencias de viajes. El Estado cede esta financiación al 0% y el tipo de interés final aplicable será del 1,5%. El importe máximo a financiar será del 90% de la inversión.