Concurso de acreedores

Admitida a trámite la solicitud de concurso necesario de Aifos

El Juzgado de lo Mercantil de Málaga ha admitido a trámite la solicitud de concurso necesario de acreedores de la inmobiliaria Aifos instada por un grupo de proveedores representados por el despacho Iure Madrid.

En el auto, el juez argumenta que concurren en el deudor las condiciones objetivas para ser declarado en concurso, es decir, el impago generalizado. A partir de ahora, Aifos dispone de cinco días, desde que reciba traslado de la demanda presentada por Iure Abogados, para formular oposición a la misma.

Si no lo hace, la inmobiliaria será declarada en concurso necesario de acreedores. En caso de que se oponga, se celebrará una vista en la que la compañía deberá probar su solvencia. En el caso de Aifos, la solicitud de concurso realizada por proveedores impagados se solicitó semanas después de que el juez no admitiera a trámite otra demanda de insolvencia anterior, también interpuesta por un proveedor.

En caso de prosperar esta segunda demanda (presentada por un acreedor al que la inmobiliaria adeuda unos 500.000 euros), la eventual suspensión de pagos de Aifos sería así una de las mayores del sector en España, junto a las declaradas en Martinsa Fadesa, Habitat y Tremón.

Se da la circunstancia de que Aifos es a su vez acreedor de Tremón. Esta última inmobiliaria en concurso compró hace unos años a Aifos unos suelos en la Costa de Sol. La operación se pagó una parte en efectivo, otra con subrogación hipotecaria y una tercera mediante la entrega de pagarés.

Aifos, una de las primeras promotoras de Andalucía, es propiedad de Jesús Ruiz Casado, uno de los imputados por la 'Operación Malaya' que investiga una trama de corrupción en el Ayuntamiento de Marbella. La inmobiliaria cuenta con impagos de deuda por 7,78 millones de euros reconocidos en el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI).