Petrolera

Repsol YPF cerró 2008 con una deuda bruta de 8.315 millones, un 16% más que en 2007

La petrolera Repsol YPF cerró 2008 con una deuda bruta de 8.315 millones de euros, lo que supone un incremento del 16% respecto a 2007, según una presentación a analistas de la compañía a la Comisión Nacional del Mercado (CNMV).

Este incremento se debe principalmente a la incorporación de la parte proporcional (517 millones de euros) de la deuda adquirida por su participada en Gas Natural tras la compra de un 9,99% de Unión Fenosa.

Así, si se excluye a Gas Natural, la deuda bruta de la petrolera ascendía a 31 de diciembre pasado a 6.263 millones de euros, de los que 4.535 corresponden a mercados de capitales y 1.331 a préstamos bancarios.

Al cierre del ejercicio 2007 la deuda bruta de la compañía que preside Antonio Brufau era de 6.000 millones.

Por otro lado, según la misma fuente, a cierre del año pasado, Repsol YPF disponía de liquidez para invertir por valor de 6.799 millones de euros.