Previsiones

Almunia dice que la recuperación en España será más lenta que en la UE por el ajuste de la construcción

El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, dijo hoy que la economía de la Unión Europea "tocará fondo" durante el primer trimestre de 2009 e iniciará una recuperación "gradual aunque modesta" a partir del tercer trimestre. No obstante, avisó de que en el caso de España la recuperación será más lenta que la media comunitaria debido al ajuste en el sector de la construcción.

"La recuperación se produce con una lentitud algo mayor que la media por una razón: el ajuste en el sector de la vivienda es un ajuste más difícil y toma más tiempo que el ajuste de otros sectores económicos. Y de todos es conocido el peso tan importante que ha tenido el sector de la vivienda en la economía española", explicó Almunia en rueda de prensa durante la presentación de las últimas previsiones económicas del Ejecutivo comunitario.

Otro factor diferencial que afecta a España es el elevado déficit por cuenta corriente, que "presenta especiales dificultades en unos momentos en que la financiación es un cuello de botella clave". La Comisión prevé que la economía española se contraiga un 2% en 2009 y continúe retrocediendo un 0,2% en 2010, tras un crecimiento del 1,2% el año pasado. Frente a ello, el PIB caerá un 1,8% este año para el conjunto de la UE y un 1,9% en la eurozona este año y comenzará a recuperarse en 2010 con un crecimiento del 0,5% en ambas áreas.

Almunia minimizó las diferencias entre las previsiones del Ejecutivo comunitario y las que publicó el pasado viernes el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, que son mucho más optimistas porque vaticinan una contracción del 1,6% este año y un crecimiento del 1,2% el que viene. La Comisión prevé también un mayor aumento del paro (hasta el 18,7% en 2010 en lugar del 15,7 que pronostica Solbes) y del déficit (hasta el 6,2% este año frente al 5,8 anunciado por el Gobierno).

A juicio del comisario de Asuntos Económicos, ambas previsiones "sustancialmente apuntan en la misma dirección" y las diferencias se deben a las diferentes hipótesis técnicas sobre las que se sustentan y al hecho de que el Ejecutivo comunitario tenga en cuenta la situación en el conjunto de la UE. "Lo que indican es que el año 2008 ha acabado en la economía española siendo un año con un perfil muy negativo en la segunda mitad, y en particular en el cuarto trimestre", subrayó Almunia.

Insistió en que durante la segunda mitad de 2009 y, sobre todo, a finales de año, el crecimiento estará "de vuelta". En concreto, las previsiones de Bruselas apuntan a un crecimiento cero de la economía española durante el tercer trimestre del año y a un crecimiento del 0,2% en los tres últimos meses del año. El 'efecto arrastre' de los malos datos de 2009 provocará que en el conjunto de 2010 la economía española todavía se contraiga un 0,2%.

Almunia alertó de que el escenario de crecimiento podría ser peor del que apuntan estas previsiones si el crédito no se normaliza.

Expediente por déficit excesivo

El comisario de Asuntos Económicos eludió precisar cuándo piensa el Ejecutivo comunitario expedientar a España por superar el límite del 3% de déficit excesivo que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC). Se limitó a señalar que la Comisión examinará el próximo 18 de febrero los planes de estabilidad actualizados enviados por los países de la eurozona, entre ellos España, y "cuando sea procedente" iniciará los trámites para lanzar procedimientos por déficit excesivo cuando sea necesario.

Almunia resaltó que España "ha tenido el acierto de gestionar muy bien sus cuentas públicas en momento de recuperación económica", lo cual le permite "utilizar la política presupuestaria de una forma activa". "Pero todo tiene sus límites", apuntó.

En todo caso, insistió en que la aplicación del PEC en un momento de "recesión y de graves dificultades económicas" tiene "un sentido muy diferente al sentido sancionador que tienen las recomendaciones del Pacto de Estabilidad en momentos de recuperación económica".

Además, dijo que para "muchos países de la zona euro" el asunto principal que debe requerir la atención no es tanto lo que diga la UE en una recomendación en aplicación del PEC sino el aumento de los diferenciales en la deuda pública que se ha producido en los últimos meses, que a su juicio significan que "los mercados están imponiendo también su disciplina a los sectores públicos". A este respecto, Almunia señaló que "el caso de España no es el más extremo".