Lucha por el control

El Consejo de Caja Madrid se reúne mañana en medio de la batalla sobre las elecciones

El Consejo de Administración de Caja Madrid se reúne mañana tras la polémica reunión que mantuvo el viernes su Comisión de Control, en la que las tesis de Esperanza Aguirre sufrieron un revés.

A pesar de que en el orden del día del encuentro de mañana no se incluye ningún punto referido a las decisiones de la Comisión de Control, fuentes cercanas al consejo explicaron a Efe que previsiblemente se hable, en el turno de ruegos y preguntas, sobre los ocurrido y las distintas posiciones enfrentadas.

En esta reunión "ordinaria" se abordarán las "cuestiones habituales" a este tipo de convocatorias, ya que se disertará sobre la gestión de la entidad y el modo en el que se conceden algunos de los créditos de mayor volumen, al tiempo que se expondrá a los miembros del Consejo cómo ha ido el negocio bancario en diciembre.

Además, es previsible que se adelante al Consejo algunos de los puntos que se tratarán dentro de dos semanas en la reunión que mantendrá en Toledo para revisar el Plan Estratégico de la caja y se analicen las cuentas globales en 2008.

El pasado viernes, las tesis del presidente de la caja, Miguel Blesa, y del Ayuntamiento de Madrid sobre la continuidad del proceso electoral en la entidad se impusieron a las de la Comunidad de Madrid en la Comisión de Control, que, supuestamente, ha destituido a su presidente, Pablo Abejas -afín a la Comunidad de Madrid-.

Siete miembros del órgano -entre ellos Francisco Pérez, un vocal socialista que no ha seguido las directrices de su partido- votaron sustituir a Abejas por Fernando Serrano, aunque la Comunidad considera la votación "nula de pleno derecho", por lo que abrirá expediente sancionador a los votantes, mientras que la caja defiende que la sesión era válida.

El PSOE anunció ayer que abrirá expedientes informativos a Pérez y a Antonio Romero, consejero de la entidad, por no secundar la posición oficial del partido y conocer por qué no secundaron la posición oficial ni del Partido Socialista Madrileño (PSM) ni de la Ejecutiva Federal socialista para mantener el "statu quo" actual en la entidad financiera madrileña y "garantizar su estabilidad".

El pasado octubre el PSM pidió explicaciones a Romero, que fue su vicesecretario general, por haber apoyado en el Consejo de Administración de la caja la apertura del proceso de renovación de la dirección de esta entidad, en contra de la posición del partido.

Romero votó entonces en sentido contrario al resto de consejeros que representan a este partido, mientras que el voto de Francisco Pérez en la Comisión de Control, órgano que velará por el procedimiento electoral, y las decisiones de éste han provocado que durante el fin de semana muchos líderes políticos se manifestasen sobre la polémica que se está produciendo en Caja Madrid.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, señaló este sábado que el líder de la oposición, Mariano Rajoy, debe "poner orden" en la situación que atraviesa Caja Madrid, porque es un "problema del Partido Popular".

De la Vega respondió así a la propuesta de Rajoy para que sea el Banco de España el que controle las Cajas de Ahorros, con el fin de evitar su politización.

Dicha propuesta fue rechazada por el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de Madrid, Francisco Granados, quien aseguró que: "no puedo estar más en desacuerdo".

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, en una entrevista publicada hoy por "El País" y al ser preguntado acerca de si el Gobierno planteará recurso de inconstitucionalidad a la Ley de Cajas de Madrid aseguró que "se juzgará de acuerdo con la Ley".