Crisis económica

Bruselas revisará mañana a la baja las previsiones de crecimiento para la UE y para España

La Comisión Europea revisará mañana a la baja sus previsiones de crecimiento para 2009 y 2010 en la eurozona, incluyendo a España, y en el conjunto de la UE.

En sus últimas previsiones, que datan de noviembre, la Comisión pronosticó que el crecimiento en el conjunto de la UE se reduciría del 1,4% en 2008 al 0,2% en 2009 y a partir de entonces se recuperaría gradualmente hasta el 1,1%. Para la eurozona las perspectivas eran de un crecimiento del 1,2% en 2008, del 0,1% en 2009 y del 0,9% y en 2010. Ambas áreas experimentarán una recesión técnica.

Pero ya en noviembre el Fondo Monetario Internacional (FMI) corrigió a la baja estas estimaciones y auguró para la eurozona una contracción del 0,5%. Desde entonces, todos los indicadores económicos han empeorado, excepto la inflación, que ha bajado por la caída de los precios del petróleo, y los tipos de interés que también han disminuido.

En el caso de España, la previsión de Bruselas apuntaba que la economía entraría en recesión durante la segunda mitad de 2008 y crecería un 1,3% en el conjunto de 2008. En 2009, se contraería un 0,2% como consecuencia del impacto de la crisis financiera, la disminución del consumo privado y el ajuste en el sector de la construcción. La Comisión preveía que la recuperación se iniciara en 2010 con un crecimiento de sólo el 0,5%. Ese año la tasa de paro alcanzaría el 15,5% y el déficit el 3,2%.

También estos pronósticos han quedado ampliamente desfasados por el impacto de la crisis, según reconoce el propio Gobierno español. En sus últimas previsiones publicadas el pasado viernes, el vicepresidente y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, considera que la economía española se contraerá un 1,6% en 2009, que la tasa de paro subirá hasta el 15,9% y que el déficit público se disparará al 5,8%.

Planes de rescates de la banca

Los ministros de Economía de la eurozona examinarán por primera vez las previsiones actualizadas de la Comisión, que serán presentadas por el responsable de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, durante la reunión del Eurogrupo que se celebrará el lunes por la noche. La crisis económica será también el principal punto en el orden del día del Ecofin del martes.

Ese día, los ministros de Economía de los Veintisiete empezarán su jornada con un desayuno de trabajo en el que se analizarán los planes de rescate bancario aprobados en los distintos Estados miembros a finales del año pasado, cuyo importe asciende a alrededor de 2 billones de euros, y los efectos que han tenido en la estabilidad de las entidades y sobre la economía real, según explicaron fuentes diplomáticas.

También comenzarán a analizarse los programas de estabilidad actualizados de los diferentes países, la mayor parte de los cuales prevé rebasar el límite del 3% de déficit público que impone el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) para financiar las medidas anticrisis. Los ministros empezarán a discutir sobre la "estrategia de salida" y sobre cómo "recuperar la virtud presupuestaria" cuando pase la crisis, señalaron las fuentes.

El Ecofin discutirá además los flecos pendientes del plan de recuperación pactado por los líderes europeos el pasado diciembre, y que prevé un estímulo fiscal de 200.000 millones de euros, el 1,5% del PIB comunitario. Se trata en primer lugar de buscar un acuerdo para autorizar a los Estados a aplicar tipos de IVA reducidos a los servicios que requieren mucha mano de obra y a los bienes y servicios ecológicos.

Los jefes de Estado y de Gobierno reclamaron un acuerdo sobre esta cuestión en marzo, pero persiste el desacuerdo entre los ministros de Economía. Alemania y Dinamarca son los más reticentes. En segundo lugar, se trata de autorizar el desvío de 5.000 millones de euros del presupuesto agrícola de la UE que no se ha utilizado a proyectos que contribuyan al esfuerzo de estímulo fiscal. La presidencia checa está tratando de pactar una lista de los proyectos concretos que podrían beneficiarse de estas ayudas, como por ejemplo interconexiones energéticas, pero tampoco hay acuerdo sobre este punto.

El Ecofin proseguirá los preparativos de la reunión del G-20 convocada en Londres para el 3 de abril para proseguir con la reforma de la arquitectura financiera internacional. Finalmente, se debatirá una propuesta presentada por Francia a raíz del 'caso Madoff' que persigue que se responsabilice a los custodios de los fondos de inversión -el banco suizo UBS y el británico HSBC en este caso- si se produce una quiebra o una estafa.