Software

Microsoft quiere recuperar la iniciativa con Windows 7

Los expertos examinan las ventajas e inconvenientes del nuevo sistema.

El lanzamiento de la versión en pruebas (beta) de Windows 7 la pasada semana no pudo tener más éxito para Microsoft. En pocas horas se superaron los 2,5 millones de descargas desde internet, muy por encima de lo previsto por la compañía al ser un producto tan complejo. La avalancha fue de tal calibre que Microsoft decidió prolongar el periodo de disponibilidad hasta el 24 de enero y eliminar el límite establecido de descargas.

La aparición de Windows 7, anunciada por Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, ha reabierto el debate sobre si Vista, su antecesor, ha sido un éxito o un fracaso. La compañía defiende su sistema operativo y recuerda que su estrategia pasa por lanzar un nuevo modelo cada tres años. Otros expertos no comparten la opinión. Enric Colet, profesor de Sistemas de Información de Esade, tiene claro que Microsoft ha lanzado Windows 7 'para hacer frente al fracaso de Vista'.

Sea como fuere, Windows 7 ya está siendo analizado al detalle por miles de personas en el mundo. CincoDías ha consultado a un grupo de expertos su visión sobre las novedades que ven en el nuevo sistema operativo de Microsoft.

El proceso de instalación de Windows 7 es más sencillo que el de XP o Vista

MICROSOFT 167,10 0,56%

Verónica Oloco, responsable de la División de Windows Client de Microsoft Ibérica, asegura que el nuevo sistema se adapta a la forma de trabajar de la gente y cumple con tres líneas claras: mayor velocidad, fiabilidad y compatibilidad. 'Hemos trabajado con fabricantes de hardware y software para facilitar la adaptación', dice la ejecutiva, quien añade que Windows 7 consume menos recursos, lo que facilitará su uso en dispositivos como los portátiles ultraligeros o netbooks. Oloco explica que el nuevo sistema ha incorporado todas las prestaciones para llevar a cabo las tareas con pantallas táctiles. 'Se pueden hacer cosas con la mano siempre que el hardware lo permita', indica.

Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa, cree con el nuevo sistema se ha primado la eficiencia. 'La beta actual de Windows 7 tiene un proceso de instalación notablemente más sencillo que XP o Vista, y se puede instalar en 25 minutos', dice este experto, quien comenta que se han añadido también prestaciones de interfaz gráfico Aero como Snap o Peek que permiten una usabilidad mayor cuando se trabaja con varias aplicaciones abiertas.

Jaime García Cantero, de IDC, también señala que el nuevo sistema ha mejorado la usabilidad de Vista y pone como ejemplo la renovada barra de tareas, que permite 'hacer previews de las pantallas ocultas'. Este experto añade que una de las mejoras más relevantes de Windows 7 es la referente a la cuestión de la compatibilidad con aplicaciones de terceros, 'uno de los grandes problemas de Vista'.

Para Dans hay otro aspecto reseñable: 'El sistema es algo más minimalista; empaqueta menos aplicaciones que sus predecesores, si bien se pueden descargar posteriormente'. Eso supone, dice, que la nueva plataforma necesita menos requerimientos de hardware, 'lo que debería hacer más fácil su adopción no necesariamente vinculada a una nueva máquina'.

Rafael Luque, analista del área de Infraestructuras de Penteo, comparte lo expuesto y añade que una de las principales novedades de Windows 7 está en su mayor capacidad para soportar discos virtuales, gestionar credenciales y encriptar discos y memorias externas. Este experto destaca la incorporación del interfaz Ribbon en aplicaciones como Wordpad, y opina que se ha mejorado el tratamiento del material multimedia y la gestión uniforme de los dispositivos externos.

A su vez, Ricard Piñol, director de soluciones de Infraestructuras y Seguridad de Avanade España (firma participada por Accenture y Microsoft), defiende las nuevas herramientas de ayuda para el diagnóstico y solución de problemas. Además, el directivo explica que Windows 7 ha incluido mejoras en seguridad y control como Bitlocker to Go, Appolocker o Seguridad Core.

Lo que parece claro es que, con estas novedades, la compañía ha tratado de evitar errores que pudo cometer con Vista. De momento, tiene hasta final de 2009 para mejorar la beta, y precisar cuestiones como precios y versiones.

l Windows 7 viene en un momento en el que XP todavía tiene una cuota en sistemas operativos superior al 70%, según Net Application. Los analistas dicen que es la primera vez en la historia que los usuarios deciden al estrenar un PC sustituir el sistema operativo instalado (Vista) por uno más viejo (XP).

Una apuesta de gran relevancia

La mayor parte de los analistas coincide en el peso que el negocio de los sistemas operativos tiene para Microsoft. En los últimos resultados trimestrales, la división Client, que incluye los sistemas operativos, aportó el 28% de los ingresos del grupo y el 54% del beneficio operativo. Precisamente, algunos analistas dieron la alarma por la caída de la ganancia operativa del 3,5% sufrida por esta filial.

ACLARACIâN: Por un descuido ajeno a nuestra voluntad, donde el reportaje dice release 7 quiere decir release 6.1.

Algunos de los expertos consultados advierten que el anuncio de la llegada de Windows 7, pese a que no se producirá hasta principios de 2010, puede provocar un freno en las ventas de Vista puesto que muchos clientes que estén planeando renovar sus sistemas podrían esperar hasta dicha fecha.

La profecía de que Windows 7 será el último sistema operativo que se comercialice bajo la fórmula de licencias ha vuelto. La empresa cree que la competencia no vendrá por otros productos sino por otros modelos de negocio como el Open Source o el Chrome de Google. Lo que Microsoft parece tener claro es que la comercialización a través de la 'caja' va a convivir con el uso de aplicaciones online.

Un paso más en la nueva generación

Windows 7 ha reabierto el debate sobre si es una revolución en el software o si es una evolución de Vista. Enric Colet, de Esade, cree que 'es una evolución menos farragosa que consume menos recursos'. Rafael Luque, de Penteo, explica que XP 'fue la release 5, Vista es la release 6 y Windows 7 es la release 7. Esto significa que su llegada no es realmente un cambio radical', y precisa que el nuevo sistema ha conservado la mayor parte de las funcionalidades de Vista.

Jaime García Cantero, de IDC, recuerda, en este sentido, que todas las aplicaciones que corren por Vista correrán por Windows 7 sin ninguna adaptación adicional. Y Ricard Piñol, de Avanade, cree que el nuevo modelo es una evolución de Vista. 'Es el mismo camino que vivió la primera generación de Windows, que culminó con XP', explica el directivo, quien opina que 'comparativamente podríamos decir que en esta nueva generación de sistemas operativos, Windows 7 sería la segunda versión'. Piñol comenta que ya se está trabajando en Windows 8 y 9.

En el debate se ha suscitado la polémica sobre si la compañía ha adelantado el lanzamiento por las duras críticas a Vista. Verónica Oloco, de Microsoft, asegura que no ha sido una respuesta al mercado: 'Los trabajos de Windows 7 comenzaron antes de la salida de Vista'. Y afirma que Microsoft está cumpliendo los ciclos de tres años entre cada sistema. 'Vista llegó en enero de 2007 y su sucesor lo hará al inicio de 2010'.

García Cantero cree que 'muchos esperaban que Vista fuese una versión más duradera', y apunta que habrán tenido en cuenta su lento despliegue en entornos corporativos. Enrique Dans, del IE, dice que 'Microsoft ha actuado con premura por el fracaso de Vista. Nunca un sistema operativo tan esperado trajo una decepción tan grande. Microsoft necesitaba quitarse esa mala imagen'.

ACLARACIâN: Por un descuido ajeno a nuestra voluntad, donde el reportaje dice release 7 quiere decir release 6.1.