Crisis inmobiliaria

Cuatro entidades se quedan con 2.000 pisos de 'El Pocero'

Al menos cuatro entidades financieras se han quedado con unas 2.000 viviendas que el constructor Francisco Hernando, 'Paco, El Pocero', no ha vendido en la urbanización de El Quiñón de Seseña (Toledo), donde en principio estaban previstas 13.500.

Francisco Hernando, más conocido como el 'Pocero de Seseña'
Francisco Hernando, más conocido como el 'Pocero de Seseña'

Según el alcalde de Seseña, Jesús Fuentes, las entidades financieras a las que Hernando ha "compensado" con viviendas por no poder hacer frente al pago de los créditos que con ellas tenía contraídos son la Caja del Mediterráneo (CAM), Caixa Nova, Banco Santander y Caja Duero.

Explicó que actualmente en 'El Quiñón' (que tiene unas dos mil personas empadronadas) hay edificados o a punto de terminarse 5.096 pisos, de los que 2.800 tienen licencia de ocupación y se pueden habitar y escriturar, porque para ellas hay agua con la tubería antigua.

Pero, hay otras 2.300 que carecen de licencia de ocupación porque el Ayuntamiento no puede garantizar el agua, debido a que la empresa constructora de 'El Pocero', Onde 2000, se niega a pagar las certificaciones de obra de la nueva tubería de agua.

Esta situación, dijo el alcalde, le está ocasionando unos perjuicios muy importantes a las arcas municipales, a las que el promotor le debe unos dos millones de euros de esta obra, dijo el alcalde, quien considera que Hernando no paga de forma deliberada para "jorobar" al Ayuntamiento con el fin de que el equipo de gobierno (IU) se quede sin liquidez.

Esta situación ha llevado al Ayuntamiento a reclamar la deuda del Pocero por la vía ejecutiva y llegarán si es necesario a la de apremio o al embargo, pues Seseña (más de 12.000 habitantes) tiene una situación de falta de liquidez suficiente para afrontar los gastos, por lo que tendrán que pedir un crédito.