Efectos de la crisis

Las acciones de Nortel se desploman un 24% tras anunciar suspensión de pagos

Nortel Networks Corp, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones de Norteamérica, ha solicitado la protección por bancarrota, debido a que la crisis económica mundial sigue golpeando a su alguna vez exitoso negocio.

El anuncio se produjo un día antes de que la compañía realizara un pago de intereses de unos 107 millones de dólares. Nortel y varias de sus filiales pidieron la protección por bancarrota en Estados Unidos a través del Capítulo 11 de la ley de quiebras, según una presentación judicial.

Sus acciones se desplomaron más de un 76%, hasta los 7,5 centavos, en las operaciones electrónicas previas a la apertura de los mercados.

"Basado en su presentación, el directorio debe creer que sólo el cuarto trimestre es malo, sino que el primer trimestre será tan o más malo", advirtió Duncan Stewart, analista de DSAM Consulting.

"Pese a que tienen efectivo para el corto plazo, incluso el panorama a mediano plazo no es suficiente para que la compañía sea viable como una preocupación sostenida", agregó.

Según la presentación judicial ante un tribunal del estado de Delaware, los mayores acreedores de Nortel incluyen a Bank of New York Mellon, que alega valer cerca de 4.000 millones de dólares.