ERE

T-Systems Iberia reduce a menos de la mitad los afectados por los despidos

T-Systems Iberia minimiza el impacto de su ajuste de empleo. La empresa de servicios tecnológicos y el comité de empresa alcanzaron ayer un acuerdo sobre el expediente de regulación de empleo (ERE), que finalmente conllevará una reducción de plantilla de 239 trabajadores. La compañía, filial de Deutsche Telekom, había planteado en un principio la eliminación de 550 puestos de trabajo, el 14% de su plantilla en la Península.

De los 239 trabajadores afectados por la reestructuración, T-Systems ha planteado la extinción de 196 contratos. Para estos trabajadores la empresa ha pactado el pago de 54 días salario por año trabajado así como posibilidades de recolocación proporcionadas por una empresa externa. El resto de plantilla, 23 personas, T-Systems se verán afectadas por un ERE temporal de un máximo de seis meses de duración. Asimismo, cuentan con el compromiso de la empresa de ser recolocados dentro de ese periodo. El acuerdo también incluye un paquete de 20 prejubilaciones para empleados mayores de 56 años, con las condiciones de cotización y salarios en el máximo permitido.

El grupo ha defendido el ajuste en España por la pérdida de negocio derivada del recorte de inversiones en el sector público y privado. T-Systems Iberia, con sede en Barcelona, cuenta con más de 4.000 trabajadores en España, de los que 1.200 empleados se incorporaron a su estructura tras la compra de Gedas, filial tecnológica de Volkswagen.