Bolsa de Nueva York

La banca y Obama no evitan el cierre mixto en Wall Street

Nueva jornada volátil en la Bolsa de Nueva York, que cerró la jornada con tendencia mixta pese a la remontada del sector financiero en los últimos minutos. Las buenas noticias en torno a JP Morgan y Citigroup moderaron la caída del Dow Jones, que cedió un leve 0,3%

En una sesión que parecía abocada a los números rojos, los inversores recobraron la confianza a última hora y consiguieron que solo el Dow Jones terminara la jornada con pérdidas. La connotación positiva de que JP Morgan adelante sus resultados y la negociación de Citi con Morgan Stanley para deshacerse de su filial se unieron al mensaje de Obama para relanzar el precio de las acciones. El Standard and Poors ganó un 0,18% para quedar en los 871 puntos, mientras el tecnológico Nasdaq cerró la sesión con un avance del 0,5%.

Irregular e inestable, así ha sido el inicio de la temporada de resultados por parte del parqué neoyorquino. Los decepcionantes resultados de Alcoa, despertaron los peores presagios en los inversores, que fueron vendiendo conforme avanzaba la sesión, hasta llegar a alcanzar unas perdidas cercanas al 1%.

En el ámbito macroeconómico, Obama fue el principal protagonista de la jornada, tras anunciar que limitará el reparto de dividendos a los bancos que se hayan acogido al plan rescate. La noticia fue muy bien acogida por los inversores pese a la criticas de Ben Bernanke al plan de Obama, y catapultaron las cotizaciones de Citigroup y JP Morgan Chase especialmente. Estos dos, fueron los valores más destacados de la jornada con un repunte del 5,70 y 5,36% respectivamente.

DOW JONES 28.236,57 -0,26%
NASDAQ 100 11.674,81 -0,03%
S&P 500 3.438,38 -0,14%

No fue esta la única razón de la fuerte subida del sector financiero, el rumor de un posible adelanto en la publicación de los resultados de JP Morgan, fue interpretado por los inversores y analistas como una buena noticia y también contribuyó a la escalada del valor de sus acciones.

En cuanto a Citigroup, la inminente venta de Smith Barney , su filial de banca de Inversión a Morgan Stanley, es vista sobre el parqué como un paso sensato tras las dificultades del banco en noviembre pasado. Una medida bien recibida por los inversores, que ven como el mayor banco de EE UU en capitalización bursátil, da los pasos correctos para salir de los problemas.

Bank of America, farolillo rojo

De forma paradójica, el peor valor del Dow Jones fue el tercero de los bancos que cotizan en dicho índice. Bank of America sufrió el repunte de las otras entidades financieras y cerró la negociación con una bajada del 7,35%. Le siguió en la zona baja de la tabla General Electric, que se depreció un 5,87%. Alcoa sigue de capa caída tras los resultados trimestrales y se dejo un 5,17%.

Por otro lado, el mercado de materias primas dio un respiro a la tendencia bajista de las últimas jornadas y registró leves avances. Los futuros del petróleo Texas, de referencia en EE UU, se revalorizaron un 0,5%, cerrando así el barril de crudo en 37,78 dólares por barril.