Crisis económica

EADS abandona su política de adquisiones para "proteger su liquidez"

El presidente del consorcio aeroespacial EADS, Louis Gallois, anunció hoy que el grupo ha decidido paralizar su política de adquisiciones en 2009 debido a la crisis económica y que se centrará en el crecimiento orgánico del grupo, tras abandonar una "significativa" adquisición en el área de la defensa de EE UU.

En una rueda de prensa en la sede de la compañía en Newport (Gales), Gallois anunció que incluso han anulado recientemente una adquisición de una compañía estadounidense debido a la situación financiera, ya que en estos momentos la prioridad de la compañía es "proteger la liquidez" de la misma, que cuantificó en 9.000 millones de euros en el momento actual.

"Habrá que hacer adquisiciones cuando sea posible, pero por el momento se dará prioridad al crecimiento orgánico y al incremento de las exportaciones", señaló Gallois, quien apuntó a que el consorcio concentrará la financiación en sus principales programas.

Gallois descartó que por el momento el grupo vaya a realizar recortes de empleo en Airbus similares a los 4.500 despidos anunciados la semana pasada por su rival Boeing, aunque destacó que se harán análisis para "adecuar la producción a la demanda" y con el objeto de no acumular stock.

AIRBUS GROUP 110,94 0,45%

En este sentido, anunció que los incrementos previstos de la producción de los aviones modelo A320 y A330 para 2009 han sido congelados, y que por lo tanto, ambos programas seguirán su ritmo de producción actual. "Hay que evitar el aumento de stocks y ajustar la producción a las entregas para proteger la liquidez", justificó.

Con respecto al superjumbo A380, el ejecutivo destacó que la producción "ha mejorado mucho" , pero señaló que harán todo lo posible para impulsarla aún más y "acelerar el ritmo de las entregas".

Respecto al cierre de 2009, Gallois subrayó que el grupo "ha soportado bien la situación" con unas previsiones de ingresos de 42.000 millones de euros, y con respecto a Airbus, destacó que ha logrado una cifra de pedidos superior a su eterno rival, el constructor aeronáutico estadounidense Boeing.

Garantizar las entregas

Por otro lado, destacó que en los resultados de 2008 se apreciarán las consecuencias del programa Power 8, que según los últimos cálculos, producirá ahorros por valor de 200 millones de euros de cara al ejercicio 2011.

De cara al futuro, el ejecutivo reconoció que las aerolíneas están haciendo frente en estos momentos a un recorte en las previsiones de tráfico y que sus clientes se encuentran además con numerosos problemas a la hora de financiar sus pedidos debido a la crisis financiera.

A este respecto, Gallois se mostró dispuesto a "ampliar la financiación al cliente" y a prestarles apoyo cuando tenga dificultades de esta índole ya que "garantizar las entregas para 2009 es una prioridad" en estos momentos.

El ejecutivo sugirió que los bancos deberían hacer esfuerzos para impulsar la economía a través de la financiación a las empresas, ya que, según recalcó, numerosas financieras están teniendo problemas para que los bancos acepten sus avales.

Gallois se mostró optimista pese a la crisis económica y confió en el futuro de EADS, compañía que cuenta con unidades de negocio "muy estables", como defensa y seguridad, "que han superado todas las expectativas". "Podemos trabajar con mayor eficacia y EADS va a pasar el ejercicio 2009 de la mejor manera posible", aseguró el ejecutivo quien afirmó que el presente ejercicio "no pinta tan mal" como parece.

Empresa única europea

Con respecto a la posibilidad de unificar sus filiales en una única entidad europea, el ejecutivo se mostró favorable a esta alternativa y señaló que esta decisión se votará a lo largo de 2009. Además, destacó que la creación de dicha empresa conllevaría ventajas como un recorte de la burocracia y de los costes.

Sin embargo, Gallois reconoció que la transición "no sería facil", ya que tendría que realizarse de manera muy estudiada para no perder dinero y supondría pactar con los sindicatos y ejecutar una serie de cambios fiscales a largo plazo.