Accidentes de tráfico

Nueva señal para los 'puntos negros'

El Ministerio de Fomento y el Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Tráfico (DGT), señalizarán e instalarán radares en un conjunto de tramos de concentración de accidentes (TCA), los denominados 'puntos negros', de la red de carreteras del Estados en tanto se eliminan.

Así consta en el acuerdo suscrito hoy entre ambos ministerios, con el fin de reducir la accidentalidad de los 776 'puntos negros' que Fomento eliminará a través de un plan recientemente puesto en marcha con un presupuesto de 1.200 millones de euros y con plazo de ejecución de 2012.

En rueda de prensa conjunta, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, explicaron que el plan de eliminación de 'puntos negros' en las carreteras estatales afectará a 1.300 kilómetros de vías, el 5% de la Red de Carreteras del Estado.

En tanto, en el plazo de un mes, la Dirección General de Carreteras (DGC) y la Dirección General de Tráfico (DGT) aprobarán el listado inicial de tramos de concentración de accidentes que deben ser señalizados y controlados mediante radares. No obstante, ya hay tres tramos en la N-332, en la provincia de Alicante en los que se han instalados señales y radares.

El resto de tramos en los que se colocarán nuevos radares y señales, se elegirán en función de la accidentalidad que registren, de la duración prevista en las obras de eliminación y del hecho de que el exceso de velocidad sea un factor concurrente en los accidentes que registren. Las señalización se ubicará en el principio y final de los 'puntos negros' e indicará el número de kilómetros en que el peligro es mayor.

Tal y como explicó Rubalcaba, el objetivo es eliminar los tramos peligros identificados en base a una estadística de accidentes por la DGT mediante actuaciones en la vía de las que se encargará el Ministerio de Fomento, y, mientras se llevan a cabo estos trabajos, "informar a los conductores" con la señalización de estos tramos, y "ser más exigentes con la gestión del tráfico", de lo que se encargará el Ministerio de Interior mediante el uso de radares.

Trabajando en 314 tramos

Aunque sólo se hayan señalizados hasta el momento tres tramos, en 314 tramos de los 776 tramos que se pretende trabajar, Fomento ya tiene en marcha actuaciones como la modificación del trazado en planta y alzado, el refuerzo y mejora de la señalización, la adecuación de intersecciones y reordenación de accesos, la instalación de barreras de seguridad o la mejora del firme.

Asimismo, de forma complementaria al tratamiento de estos tramos, una Comisión de Seguimiento formada por representantes de Fomento e Interior se encargará de valorar la efectividad de las medidas adoptadas y "sólo después de cuatro años desde el tratamiento de un TCA y siempre que su accidentalidad sea inferior a los límites establecidos para su identificación, el TCA dejará de considerarse como tal", indicó Alvarez.

Por otro lado, Rubalcaba señaló que a partir de hoy, Interior usará el concepto de TCA en lugar del de punto negro, tal y como ya venía haciendo el Ministerio de Fomento. La diferencia entre ambos conceptos es que los TCA tienen en cuenta el número de vehículos que circulan por un determina tramo para calcular la peligrosidad de la zona, y el punto negro sólo contempla el número de víctimas en un tramo.