Medidas contra la crisis

Reino Unido estudia garantizar 20.000 millones en préstamos a empresas

El Gobierno británico se plantea garantizar hasta 20.000 millones de libras (unos 22.000 millones de euros) en préstamos a pequeñas y medianas empresas para ayudarlas a superar la crisis, informó hoy la BBC.

De acuerdo con la cadena pública británica, el Ejecutivo estaría dispuesto, a cambio del pago de una suma, a cubrir a los bancos frente al impago de las compañías.

El ministro de Empresas, Peter Mandelson, cree que este plan sería "muy eficaz" y satisfaría "necesidades genuinas de los negocios", según declaraciones recogidas por la BBC.

Pese a las ayudas estatales al sistema financiero y los repetidos recortes de los tipos de interés por el Banco de Inglaterra -hasta el 1,5%, buena parte de las instituciones bancarias del país se muestran aún reacias a conceder préstamos, con el consiguiente perjuicio a la economía.

Según la información de la BBC, el Gobierno considera conceder tres tipos de garantías de crédito, dirigidas a las firmas que más lo necesitan y a las que se consideran importantes para la economía.

En primer lugar, se garantizarían hasta 10.000 millones de libras (más de 11.000 millones de euros) en préstamos a corto plazo para medianas empresas para cubrir sus necesidades financieras diarias.

También habría respaldo para préstamos a empresas sin problemas financieros pero con necesidades de crédito para financiar inversiones a largo plazo, con apoyo especial a exportadores y compañías con productos y empleos de alto valor.

En tercer lugar, se ofrecería capital para pequeñas empresas estratégicamente importantes que han actuado por encima de sus posibilidades durante la época de auge de los créditos.

El coste para el Gobierno si los préstamos no se devolvieran sería de cientos de millones de libras, apunta la BBC.

Un portavoz gubernamental admitió que el Ejecutivo de Gordon Brown estudia diversas opciones para asegurar el acceso a crédito de familias y empresas y subrayó que no habría "garantías totales irresponsables" y que las medidas estarían dirigidas a objetivos concretos y "fundamentadas".

El Partido Conservador, primero de la oposición, ha pedido una garantía de préstamos aún mayor, de 50.000 millones de libras (unos 55.000 millones de euros), mientras que el Liberal Demócrata reclama que sean los bancos nacionalizados los que activen la concesión de créditos.