Turismo

Orizonia negocia la compra del touroperador EV Emprender

El grupo Orizonia, propietario de compañías como Viajes Iberia, Iberostar, Condor Viajes o Solplan, está interesado en hacerse con el mayorista EV Emprender, especializado en viajes a Disney. Antes se denominaba Frantour, propiedad de Accor. EV Emprender tiene oficinas en Madrid y Barcelona, y 75 trabajadores.

El grupo presidido por Gabriel Subías, Orizonia, está dialogando con EV Emprender, a fin de comprar este negocio mayorista de viajes turísticos para Eurodisney, algunos destinos europeos y Disneyland (Orlando). Hasta hace poco, EV Emprender era propiedad del grupo francés Accor y se denominaba Frantour.

Aunque todavía la operación de compra no es definitiva, Orizonia muestra especial interés por este touroperador que puede aportarle valor a sus empresas de viajes. Por este mismo motivo (por crecer en el negocio de viajes), Orizonia compró Condor, y tuvo intentos fallidos para adquirir Nobeltours y Catai en estos últimos ejercicios.

Al fracasar en su intento de hacerse con la actividad de viajes de lujo, impulsó la compañía Kirunna el pasado año. Con esta empresa, ha optado por los viajes de largo recorrido y de alto poder adquisitivo. Además, en 2008 Orizonia compró la parte de Rumbo que tenía Amadeus (el 50% del capital). Con aquella operación, pretendía entrar en el negocio de viajes online y dar una vuelta de tuerca a su negocio más tecnológico de viajes.

EV Emprender podría sumar a Orizonia la actividad mayorista de viajes de clientes españoles hacia destinos Disney. Aunque es una empresa que tan sólo tiene 65.000 clientes, aportaría a Orizonia esa capacidad negociadora de viajes especializados.

Dos oficinas

EV Emprender tiene dos oficinas: una en Madrid y otra en Barcelona. Entre ambas suman una plantilla de 75 trabajadores. Aunque su actividad es pequeña comparada con la de Orizonia, le permitirá ganar clientes y le otorgará cierta desestacionalización de la actividad ya que las reservas a Disney se reparten durante el año.

EV Emprender es una mayorista que tiene su origen en el grupo Accor. æpermil;ste contaba en algunos países con la división de touroperación denominada Frantour. Hace tres años, el grupo galo se vio obligado a desinvertir en ciertos activos y vendió la filial de Frantour España a un grupo de directivos. æpermil;stos, propietarios actuales de la compañía, no pudieron conservar el nombre de Frantour durante mucho tiempo porque el grupo francés conservó la denominación en diferentes empresas. Así que lo cambiaron por EV Emprender.

Cinco áreas de negocio

Orizonia se creó en julio de 2006 a partir de la integración del negocio emisor de Iberostar. Este holding constituido por las firmas de capital riesgo Carlyle y Vista Capital, se segregó del negocio familiar de los Fluxá, quienes se quedaron con la actividad de los hoteles Iberostar. Orizonia desarrolla cinco grandes áreas de negocio: una división mayorista (Iberojet-Solplan-Viva Tours-Condor-Turavia), una de consumo (Viajes Iberia), una compañía aérea (Iberworld-Orbest), internet (viajar.com) y cruceros (Iberocruceros). La compañía está presente en 14 países, con una cifra de negocio superior a los 2.400 millones de euros. Cerró 2007 con 700 puntos de venta, 4.200 empleados y más de 2,2 millones de viajeros.

Remite la fiebre compradora

Orizonia Corporación ha sido protagonista de muchos movimientos surgidos el pasado año en el sector turístico. Este grupo propiedad de las firmas de capital riesgo Carlyle y Vista Capital ha estado en boca de todos como posible candidata para entrar en el accionariado del grupo Globalia, realizar proyectos en común o acordar algún tipo de fusión. No obstante, Globalia decidió que ninguna de las propuestas de Orizonia eran interesantes. Así, sus ofertas fueron rechazadas, aunque las relaciones entre ambas compañías siguen siendo positivas.

También Orizonia trató de hacerse con los grupos de viajes de alto poder adquisitivo Nobeltours y Catai. Diferencias en algunos puntos del proceso dieron al traste con las operaciones que trató de compensar con su filial Kirunna. Esta empresa la creó Orizonia con sus propios recursos. También compró el 50% de Rumbo y hasta hace poco ha sido una de las compañías más activas del sector. Esa enorme capacidad compradora de Orizonia puede verse ahora afectada por la situación. Como al resto de los grupos turísticos ha cambiado su percepción ante la crisis. A todos les interesa comprar, y hasta ahora la carrera compradora era imparable. Con la incertidumbre y la capacidad financiera debilitada, las operaciones se han frenado y las que se dan, se alargan en el tiempo por la falta de acuerdos entre las partes. A los inversores les preocupa la deuda y la financiación para comprar, y a las empresas adquiridas les inquieta el mantenimiento del empleo y el dinero que puedan llevarse.

Aunque los actores siguen dialogando y los grandes grupos no descartan nuevas compras si hay buenas oportunidades, lo cierto es que el panorama de inversiones ha variado y la fiebre de comprar ha remitido.