Rating

Los expertos afirman que la alerta de S&P puede recortar las inversiones en deuda pública en España

La puesta bajo vigilancia con implicación negativa del 'rating' a largo plazo del Reino de España por parte de la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's afectará negativamente al mercado financiero y pondrá en riesgo las inversiones en deuda pública en España durante los próximos meses.

Según los expertos consultados por Europa Press, generará un "cambio muy importante" en el mercado porque modificará negativamente la percepción del riesgo por parte de los agentes económicos, incluso más que si la agencia de calificación hubiera rebajado finalmente el 'rating' de España.

En este sentido, los analistas explicaron que el cambio en el mercado se notará sobre todo ahora, mientras que si finalmente Standard & Poor's llega a rebajar la calificación de España en los próximos meses "el movimiento no será tan drástico".

Los expertos coincidieron también en la posibilidad de que otras agencias de calificación crediticia como Moody's puedan poner bajo vigilancia o rebajar el 'rating' de España en los próximos meses, y consideraron que esta misma revisión puede afectar a otros países, a pesar de que España tiene un perfil muy distinto al de sus vecinos.

En este sentido, recordaron las peculiaridades de la economía española y consideraron que hay razones para poner en alerta la calificación del país, ya que la economía está sufriendo una reestructuración "importante", y experimentando incrementos "muy elevados" del nivel de deuda, que finalmente dañarán a las finanzas públicas y se traducirán en un "peor" perfil crediticio.

En concreto, desde Inversis señalaron a Europa Press que la revisión del 'rating' por parte de Standard & Poor's se debe a que España crecerá menos en los próximos meses, tendrá una economía "más dañada" y unas cuentas públicas "menos saneadas", lo que, a su parecer, merece "indudablemente peor nota" desde el punto de vista crediticio.

En este sentido, destacaron que la agencia de calificación ha situado bajo vigilancia el 'rating' a largo plazo y no a corto sin poner de manifiesto un problema de solvencia financiera, aunque reconocieron que las repercusiones para España son negativas. "No se puede hablar de otra cosa", indicaron, a pesar de considerar que esta noticia estaba ya parcialmente en el mercado, por lo que, a su parecer, no se trata de algo "excesivamente alarmista".

Sin embargo y tras aventurar que Standard & Poor's finalmente rebajará la calificación para España, sí admitieron que restringirá en cierto sentido las inversiones en deuda pública en España, porque el país será considerado "menos apetecible" en el exterior.

Desde Self Trade indicaron a Europa Press que la revisión de la agencia crediticia afectará a estas inversiones y al sector de renta fija en general, al convertir a España en un país "menos atractivo" con mayores niveles de riesgo y menos seguridad.

En este sentido, admitieron que la rebaja definitiva del 'rating' de España sería una noticia "muy negativa" para el país, ya que, a su parecer, "España está vista como una de las peores economías europeas", por el descenso de la seguridad.

Elevará drasticamente el coste de financiación

Por su parte, los expertos de Atlas Capital consideraron que la alerta de Standard & Poor's supone una noticia "obviamente negativa" porque representa el paso previo a la rebaja del 'rating' para el país y porque eleva drásticamente el coste de financiación de la economía española.

Así, explicaron que para vender bonos del Estado, España tendrá que ofrecer un tipo de interés mucho más elevado que sus homólogos europeos, por lo que dejará de ser uno de los "focos de atención" en el exterior como consecuencia del incremento del riesgo.